Publicidad

Pastor alemán esperaba no volver al refugio jamás... pero lo devuelven a los 3 días de adoptarlo

perro adoptado regresado a refugio dog-angry

Un lomito especial

© KTOZ Krakowskie Towarzystwo Opieki nad Zwierzętami - Facebook

Adoptar un perrito requiere mucha responsabilidad, lamentablemente muchas personas no lo toman en serio. 

Por Sandra Apolinar

Publicado el 26/12/20 18:32, Actualizado el 08/02/21 8:11

La vida en un refugio animal puede ser bastante difícil para los animalitos que viven ahí, generalmente están llenos, por lo que los perritos o gatitos tienen poco espacio para dormir o jugar.

Además de ello, los encargados de los refugios animales no pueden prestarle atención a cada animalito, por lo que muchas veces se sienten solos o abandonados

El salir de un refugio implica un cambio radical en la vida de un perrito, pero claro, no todos llegan a ser adoptados, usualmente son los cachorritos quienes tienen más posibilidades de encontrar una familia

La historia de Kimba

Cuando Kimba llegó por primera vez al refugio, el personal sabía que sería difícil encontrarle un hogar. No porque fuera un perro "problemático", sino porque no era lo que normalmente buscan los adoptantes.

Kimba era un perro callejero y también era tímido con los extraños, pero un día ocurrió lo inesperado. 

En cierta ocasión alguien se acercó y se ofreció a adoptarlo, por supuesto Kimba estaba encantado, había esperado dos largos años, pero finalmente podría salir y conocer a una nueva familia.

Por su parte los encargados del refugio estaban felices por Kimba, lamentablemente la alegría no duraría. 

Tres días después de ir a su nuevo hogar, Kimba fue devuelto al refugio. Al parecer los nuevos dueños no estaban muy felices con Kimba pues el feliz perrito había mostrado demasiada emoción hacia la sobrina de su nuevo dueño.

Dejando eso de lado, Kimba había sido un perro perfecto. Había estado tranquilo y se había portado bien dentro de la casa, y ni siquiera había tenido un "accidente", a pesar de que había vivido en una perrera durante los últimos dos años.

 

Pero parece ser que los adoptantes esperaban algo más de un perrito. Kimba fue devuelto después de tres días de conocer a esta familia, puede que sea algo triste, sin embargo es mejor que Kimba regresara al refugio pues creemos que se merece algo mucho mejor. 

Desafortunadamente, como Kimba hay muchos perritos que terminan siendo devueltos o abandonados y aunque adoptar no es una obligación, los prospectos a adoptantes deberían informarse un poco más sobre lo que implica adoptar. 

De cualquier manera creemos que Kimba encontrará pronto un nuevo y mejor hogar.