Publicidad

Este perro va a la iglesia todos los días sin falta y su razón nos rompe el corazón

El vínculo que los perritos crean con sus dueños es único, incluso algunos son incapaces de romperlo cuando sus amos dejan el mundo.

Por Sandra Apolinar

Publicado el 04/12/20 18:31, Actualizado el 08/02/21 8:11

Los perritos son uno de los animales más hermosos y leales que existen, trata bien a un perro y te seguirá hasta el fin del mundo. 

Muchos perritos crean un vínculo tan profundo con sus dueños que son leales a ellos incluso después de que se han ido.

La historia de Hachiko es el mejor ejemplo de ello, pero  no es el único caso, los perritos que han perdido a sus dueños sienten una profunda tristeza y en ocasiones regresan al último lugar donde los vieron, con la esperanza de encontrarlos nuevamente. 

La triste historia de Tommy

Tommy es un pastor aleman huérfano que fue adoptado desde cachorro por María Margherita Lochi, estos dos formaron un vínculo increíble y apenas pasaron un día separados durante siete años.

Desafortunadamente la tragedia llegó a la vida de Tommy, pues su mejor amiga falleció, dejando solo a este pobre perrito.

Por increíble que parezca, Tommy asistió al funeral de María, el servicio se llevó a cabo en una iglesia local en la pequeña ciudad de San Donaci, Italia. Pero, ¿qué pasó con Tommy? 

Algunas personas intentaron ofrecerle un hogar después del funeral, pero el afligido perrito no estaba listo para olvidar a su humano favorito. Probablemente aún esperaba que María regresara.

Para sorpresa de todos, Tommy comenzó a aparecer en la iglesia durante el servicio de misa unos días más tarde, probablemente buscando a su antigua dueña. 

Tommy aparecía todos los días y se quedaba esperando a solo unos metros de donde vio por última vez a María.

Puede que el pobre Tommy tenga el corazón destrozado, pero no está solo pues la gente de San Donaci cuida bien de él y se han asegurado de que esté en las mejores condiciones. De hecho, la gente del pueblo decidió convertir a Tommy en el perro oficial de San Donaci

Tommy tiene docenas de personas que lo cuidan todos los días. Será algo difícil pero quizá pueda superar su pérdida algún día.