Publicidad

Gato de bengala aprende un truco que podría salirle en miles de pesos a sus humanos

La inteligencia de los gatos es soprendente, pero a veces puede meter en problemas a sus dueños

Por Sandra Apolinar

Publicado el 17/11/20 10:28

Si hay algo que caracteriza a los mininos es su desagrado por el agua. 

Cualquier dueño de un gatito estará de acuerdo en que darle un baño a un felino es una tarea bastante difícil: rasguños, maullidos y tentativas de escape son algo que estará presente en el baño de un gatito.

Pero como en toda situación hay excepciones a la regla, pues aunque parezca sorprendente hay muchos gatitos que adoran mojarse con agua, de hecho la gran mayoría de los felinos siente una inquietante curiosidad por los grifos abiertos como es el caso de esta joven gatita…

El truco de una gata bengalí

Amber es una gatita bengalí de apenas un año de edad, esta curiosa minina logró aprender un truco que le costó a sus dueños una fortuna.

La curiosa personalidad de Amber la llevó a descubrir un repentino interés en el grifo de agua del baño donde vive con su pareja. Todos sabemos que los gatos son animalitos muy listos por lo que no le fue difícil comprender el funcionamiento del grifo y abrirlo a voluntad.

Obviamente los dueños al descubrir los talentos de Amber quedaron sorprendidos y enamorados de su inteligencia, ¿qué podría ser más tierno que un gato abriendo la llave del agua?

Por supuesto, lo tomaron como algo curioso y la dejaron jugar con el grifo sin preocuparse en las consecuencias. Terrible error.

 

I’ve been coming home from work to the bathroom tap being on.... was doubting myself if it was me, if we had a ghost 🤣 now I’ve caught the culprit in the act!! What a great new trick i am so glad Amber has learned 😑

Posted by Jasmin Stork on Thursday, October 1, 2020

A la astuta Amber solo tomó una semana el convertir su nuevo truco en un desastre para sus dueños pero, ¿qué fue lo que ocurrió exactamente?

Como era de esperar, a Amber lo único que le interesaba era ver el agua correr sin importarle a dónde fuera a dar; simplemente quedaba fascinada por el flujo del líquido, al grado de que era capaz  de estarlo viendo durante horas, que fue justamente lo que ocurrió.

Jasmin Stork, la dueña de Amber había quedado cegada de amor por el nuevo truco de su gatita, por lo que no tomó ninguna precaución y le permitió jugar con el grifo de agua, desafortunadamente para ella en cierta ocasión que la dejó sola el tapón del fregadero se quedó atascado, lo que provocó una inevitable inundación en su departamento.

Este descuido por parte de su dueños resultó en un verdadero desastre pues una auténtica oleada de agua fluyó desde el lavabo del segundo piso hasta las escaleras, atravesando incluso el techo, para terminar su recorrido en la sala. 

En esta antigua casa inglesa, el piso de la planta superior tendrá que ser reemplazado por completo, lo que costará miles de euros a sus propietarios, sus dueños continúan secando todo lo que pueden y muy probablemente le han prohibido a Amber jugar con el grifo de agua.