Publicidad

Quintana Roo abre su primer crematorio público para animales

crematorio animales quinatana roo dog-cat-serious
© Shutterstock

Decirle adiós a tu mascota puede ser difícil, pero debes hacerlo de la manera más digna posible

Por Sandra Apolinar

Publicado el 24/10/20 19:25

Despedirse de una mascota es algo inevitable. La esperanza de vida de un perro es de entre los 5 y 10 años, en el caso de los gatitos ellos pueden vivir hasta 20 y por mucho que quisiéramos tenerlos a nuestro lado por siempre, en algún momento deben partir.

Aceptar la muerte de tu mascota puede ser un proceso difícil, tanto física como emocionalmente, después de todo no es nada fácil aceptar que un ser querido ha partido.

Sin embargo, esto no puede ser excusa para no seguir siendo un dueño responsable y darle un adecuado proceso a los restos de tu mascota.

Abren primer crematorio en Quintana Roo

A diferencia de los humanos, un animalito no deja instrucciones de lo que se debe hacer con sus restos, por lo que es responsabilidad del dueño el elegir qué le ocurrirán. 

De acuerdo a muchos expertos, la mejor alternativa para tu mascota es la incineración pues de esta manera previenes posibles focos de infección y ayudas a la conservación del medio ambiente.

Cremar una mascota no es nada costoso, de hecho existen muchas opciones a precios muy razonables donde puedes estar seguro que los restos de tu mascota tendrá un final adecuado.

Buscando hacer aún más accesible la opción de la cremación, la Subdirección Municipal de Salud de Cozumel ha abierto el primer crematorio público para mascotas, asegurando de este modo que todos los animales tengan un final digno y no terminen en basureros o enterrados en cementerios clandestinos.

El crematorio para mascotas de Cozumel será operado por el Centro de Control Animal del ayuntamiento (CCA).

Las personas que requieran este servicio deberán realizar un pago de aproximadamente $1,500 pesos, que ayudarán a mantener el crematorio en buenas condiciones.

Después de la cremación, las cenizas serán entregadas a cada dueño en una urna con certificado y nombre de la mascota.