Publicidad

Llaman a los rescatistas a recoger a un perro abandonado en la calle: lo que encuentran es mil veces peor

perro rescatado cicatrices dog-sad

Este peludo ha tenido una vida difícil...

© Shelbyville/Shelby County Animal Shelter - Facebook

Un perro que fue abandonado al lado de la carretera después de haber pasado por una terrible forma de maltrato, ¡hoy ha encontrado la familia de sus sueños!

Por Sindy Bustamante

Publicado el 04/10/20 18:33

Hace dos años, los rescatistas del Albergue Animal del Condado de Shelby, en Florida, recibieron una llamada que nunca olvidarían. Se trataba de una denuncia anónima sobre un perro abandonado al lado de la carretera.

La persona que llamaba dijo que el perro se encontraba en terribles condiciones, pero nada podría haber preparado a los voluntarios para lo que se encontraron.

El pobre peludo estaba peligrosamente delgado y su piel estaba cubierta de quemaduras que parecían haber sido causadas por productos químicos, y que sin duda le provocaban mucho dolor.

Lo más terrible de todo, es que estaba claro que habían sido hechas a propósito.

Inolvidable e imperdonable

Chris Browder, quien formó parte del equipo de rescate, señaló en redes sociales:

"La tortura que este perro sufrió y el posterior abandono, como si fuera basura, es inolvidable e imperdonable"

Chris llevó al perro rescatado al refugio. Y aunque ya estaba a salvo de nuevos peligros, los veterinarios se pudieron dar cuenta de la gravedad de sus heridas y de sus problemas de salud.

El perrito tenía sepsis, neumonía, la enfermedad del gusano del corazón y solo podía comer con sonda.

Así que los veterinarios pusieron manos a la obra. Tras meses de intenso tratamiento, así como montones y montones de amor de parte de todos los miembros del refugio, "Justice" empezó a mostrar señales de mejoría

Su recuperación era prácticamente un milagro.

¿Cómo quiere su bisteck, señor?

"Nos asombraba lo sociable que era, considerando cómo lo habían tratado", señala Chris Browder.

Justice se fue a vivir a un hogar temporal con dos humanos llamados Jarrika y Jessica. Pero pasadas apenas unas semanas, supieron que se lo iban a quedar para siempre.

Justice ama su nueva casa, donde disfruta de siestas, cariñitos y paseos. Incluso le dan de comer bisteck los fines de semana, ¡y le gusta término medio!