Noticias :

Publicidad

Gata callejerita elige una familia para confiarle a su pequeño

Una amistosa gatita sin hogar llegó hasta la casa de una pareja que inmediatamente quedó encantada con su presencia. No obstante, el matrimonio nunca imaginó que la peluda traía consigo a un pequeño acompañante secreto. 

Por AnaKaren Jaramillo

Publicado el 27/08/20 18:26

La intromisión de una gatita en su hogar cambió para siempre la vida de un matrimonio con una sorpresa muy especial. 

Todo sucedió cuando la feliz pareja se mudó a un nuevo vecindario por el que deambulaba una linda gatita color gris. 

La dulzura de la minina hizo que rápidamente comenzaran a alimentarla y darle una dosis diaria de caricias y amor. 

Al poco tiempo, la unión entre la pareja y la gatita era tan grande que todos los días esperaban la visita de su nueva amiga felina en la entrada de su casa. 

Una mamá gata entrega a su gatito al cuidado humano 

El matrimonio le dio el nombre de "Queso" a la amorosa gatita que cierto día comenzó a comportarse de una manera muy extraña. 

La peluda trataba de llamar la atención de la pareja con demasiada insistencia, por lo que preocupados se acercaron a examinar de cerca lo que estaba pasando. 

En ese momento, descubrieron asombrados a un pequeño gatito que se encontraba en el exterior de la casa maullando sin parar y todo parecía indicar que ¡"Queso" era mamá de un minino!

gato bebé
El minino que una mamá gatita llevó hasta la casa de sus humanos favoritos © YouTube @LoveMeow

Sin dudarlo, la pareja supo que debía ayudar a la gatita y su bebé a quien desde ese momento llamaron “Bean”. 

Por desgracia, las cosas no fueron tan sencillas ya que la mamá gatita no parecía estar interesada en cuidar de su cachorro.  

Además, cuando el gatito fue revisado por el veterinario se dieron cuenta que no estaba alimentándose correctamente y sería necesario que intervinieran en el cuidado del minino para que creciera saludable. 

Ahora, el matrimonio se encarga de darle al gatito bebé todos los cuidados y el amor que necesita un recién nacido. 

Por su parte, la mamá gatita no podría estar más feliz de que su minino se encuentra en buenas manos, protegido por una familia que nunca lo abandonará.