Publicidad

Perrito se refugia en un Home Depot de Oaxaca y esto es lo que le hacen los empleados

perro calle dog-happy

Muchos perritos abandonados siguen buscando un hogar

© Unsplash

La vida en las calles llevó a un perrito a refugiarse en el exterior de una tienda de materiales para el hogar. Increíblemente, la reacción de los trabajadores de la tienda ante la presencia del peludo ha emocionado el corazón de muchas personas. 

Por AnaKaren Jaramillo

Publicado el 23/08/20 19:30

Diariamente, los peludos sin hogar se enfrentan a la difícil realidad de buscar alimento y encontrar lugares donde puedan refugiarse de los peligros de las calles. 

No obstante, en muchas ocasiones los callejeritos no son bien recibidos, lo que causa que estén expuestos a sufrir todo tipo de maltratos. 

Por fortuna, cada vez más personas se están solidarizando con estos peluditos y han encontrado maneras increíbles de echarle una patita a los animales más vulnerables. 

Un callejerito llega a "Home Depot"

Una maravillosa prueba de esto, es la historia de un perrito callejero que llegó hasta la entrada de una sucursal de “Home Depot” en Oaxaca. 

El peludo se acercó hasta este lugar porque en la entrada había algunos objetos que el animalito podía utilizar para resguardarse del clima y descansar un poco. 

Sin embargo, no paso mucho tiempo hasta que uno de los trabajadores de la tienda encontró al peludito oculto entre todos los materiales. 

De inmediato, el perrito se puso alerta y listo para escapar de aquel lugar del que pensó lo echarían pronto. 

Se unen para ayudar a un perrito en problemas

Sorprendentemente, el gerente y los empleados de la tienda decidieron unirse para ayudar al perrito mestizo de color marrón y dulce mirada. 

Ahora, el perrito ha encontrado un hogar en “Home Depot” donde recibe todo el amor de los trabajadores que se encargan de cuidar de él. 

perro silicón
Este perrito encontró un hogar en "Home Depot" © @unhogarparatodosmx-Facebook

Incluso, el personal de la tienda ha construido una casita para el peludo a quien llamaron con mucho cariño “Silicón”. 

Felizmente, “Silicón” ya no debe preocuparse más por buscar refugio porque tiene una casita propia y un hogar en el que clientes y empleados lo adoran. 

Recuerda: ¡la adopción salva vidas!