Noticias :

Publicidad

Anciana nota que la sigue un perro enorme: su vida está por dar un giro

El mundo de una solitaria anciana cambió para siempre después de que un simpático perrito San Bernardo no dejara de seguirla a todas partes. 

Por AnaKaren Jaramillo

Publicado el 16/08/20 19:33

La compañía de un peludo es la manera más efectiva de reconfortar un corazón triste, una prueba perfecta de ello es la enternecedora historia de Sally Rewehooeern y un perro San Bernardo llamado “Brody”.

Tras haber perdido a su esposo y con sus hijos viviendo lejos de ella, Sally es una anciana de 92 años que hasta hace poco tenía una vida solitaria en Washington, Estados Unidos. 

Acostumbrada a pasar el tiempo sin la compañía de otros, la anciana mujer añoraba los días cuando siendo una pequeña niña vivía en una granja rodeada de perritos y muchos otros animales. 

Sin embargo, lo que esta mujer no sospechaba es que cerca de ella se encontraba un peludito que además de tener un gran tamaño tenía un enorme corazón y estaba listo para cambiar su mundo para siempre. 

Un gran amigo de cuatro patas

Todo comenzó cuando tristemente la mascota de los vecinos de Sally murió y debido a esto decidieron adoptar a “Brody”. 

Cierto día, el lindo cachorro San Bernardo de casi tres meses decidió explorar el vecindario y tal parece que su intuición perruna lo dirigió hacia la casa de quien más necesitaba de un amigo de cuatro patas. 

Fue así como "Brody" llegó hasta la casa de la solitaria anciana para ser la mejor compañía y volverse amigos inseparables. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Blizzard/Lulu and Brody/Sally (@blizzardandlulu) on

Los propietarios del perrito San Bernando afirman que su mascota sigue a Sally todas partes, la acompaña mientras arregla su jardín, miran películas juntos ¡incluso va con ella al supermercado!

La fuerte conexión entre estos grandes amigos conmueve a cualquiera que los observe y ahora comparten sus mejores momentos a través de la cuenta de Instagram @Blizzard/Lulu and Brody/Sally. 

No cabe duda que tener la compañía de un peludo es una experiencia inigualable, ya que éstos animalitos siempre estarán dispuestos a darnos todo el amor que guardan en su corazón canino.