Noticias :

Publicidad

Un maullido le cambió la vida por completo durante una tormenta

Los animalitos callejeros están expuestos a muchos peligros, especialmente cuando la naturaleza los pone en situaciones complicadas donde necesitarán toda nuestra ayuda. 

Por AnaKaren Jaramillo

Publicado el 14/08/20 10:30

Sabemos que la vida de los animales en situación de calle no es nada fácil ya que día a día se enfrentan al maltrato y el sufrimiento.

Por si esto fuera poco, al no tener un hogar, estos peludos se ven expuestos a pasar difíciles momentos cuando la naturaleza hace lo propio y ocurren tormentas, heladas, huracanes, entre otros fenómenos naturales. 

Ante estos eventos, los callejeritos se vuelven sumamente vulnerables y más que nunca necesitarán de personas que estén dispuestos a ayudarlos. 

El maullido que lo cambió todo

Por fortuna, cada vez más personas toman la decisión de ayudar a un peludito en problemas y salvar una vida animal. 

Tal fue el caso de una mujer que mientras caía una tormenta comenzó a escuchar fuertes maullidos cerca de su casa. 

En los alrededores, un minino maullaba aterrorizado por la fuerte lluvia y el potente sonido de los truenos. 

De inmediato, la mujer comenzó a buscar al temeroso minino hasta que finalmente ¡lo encontró arriba de un árbol tratando de escapar de la tormenta! 

Enseguida, trató de llamar al gatito para que bajara de su escondite, sin embargo, el peludo estaba realmente asustado y no se movía. 

Convenientemente, el minino no había escalado a gran altura lo que hizo posible bajarlo del árbol y ponerlo a salvo. 

Final feliz para una gatita sin hogar

La mujer llevó al animalito con ella a casa y fue ahí cuando descubrió que se trataba de una gatita a la que llamó Calypso.

Al mismo tiempo, se dió cuenta que desgraciadamente la peludita tenía una severa lesión en uno de sus ojos y debía ser atendida lo más pronto posible. 

gatita ojo
La bella "Calypso" en su nuevo hogar © Reddit

Actualmente, la gatita tiene siete meses y aunque perdió uno de sus ojos debido a la gravedad de la lesión ahora vive feliz junto a la humana que la rescató aquel día lluvioso. 

Es un hecho que salvar una vida animal no solamente transforma el mundo de un animalito también alegrará el tuyo para siempre.