Noticias :

Publicidad

Se va de pesca: nunca se imaginó que regresaría con este trofeo

Hay muchas formas de adquirir un gato, pero para muchas personas no eres tú el que adquiere un gato, es el gato el que adquiere un humano. Los catlovers podemos afirmar algo: cuando estés listo, un gato llegará a tu vida.

Por Jaime Hernández

Publicado el 11/08/20 8:03

Jason es el humano que vivió está historia, una historia de pesca.

¿Por qué de pesca? Por que justamente fue durante un viaje de pesca que la vida le dio un gran trofeo, mejor dicho, una compañera de vida. Es la historia de cómo Jason terminó con una gatita a su lado.

Dos gatitas y un pescador

Jason había ido a pescar junto con un amigo, en eso estaban cuando una gatita (una pequeña bola de pelos) se le acercó, subió su mochila e hizo lo que todo gato doméstico sabe hacer: exigir atención de su humano.

Atrás de ella venía otro gatito, muy probablemente su hermano, también buscando la atención y cariño de los humanos que habían encontrado. Por la edad, se notaba que habían sido abandonados así que Jason y su amigo decidieron que no podían abandonarlos y los llevaron de regreso con ellos.

Jason adoptó a la gatita azul (la que se les acercó) y su hermano fue con otra familia que también se ha comprometido a cuidarlo.

Conoce a estos peluditos:

gatita pesca
Foto: Love Meow

En casa la gatita ha seguido a Jason por todos lados como si fuera un patito atrás de su mamá, se acurruca en sus brazos, se deja bañar y apapachar.

Definitivamente, lo mejor que pudo haber pescado este humano.