Noticias :

Publicidad

Pastor alemán blanco se vuelve mamá de un curioso animal

Cuando piensas en un perro fiel, fornido, capaz de cuidar y proteger a la familia, el pastor alemán llega a la mente de manera inmediata. A veces, estos perros deciden que cuidar a su familia humana no es suficiente, es más, ni siquiera es suficiente cuidar a su familia canina.

Por Jaime Hernández , 10 jul 2020

Los perros son animales de manada, de familia. Hay razas para las que es fundamental cuidar a los pequeños del grupo y más cuando estos pequeños son humanos (siempre y cuando el perro ha sido educado para que sepa que los humanos son los líderes de la manada).

Hoy te hablaremos de una perrita pastor alemán color blanco, que ha decidido que tiene que cuidar a un pequeño muy, muy especial.

Shadow, la perrita que se volvió madre adoptiva

Esta es la historia de Shadow, una perrita que decidió adoptar a una cabra pigmea casi desde que esta nació. Sí, leíste bien, adoptó una cabra como hija.

El instinto maternal de Shadow, al parecer, golpeó fuertemente cuando conoció a esta pequeña criatura y, aunque esterilizada, la perrita no pudo resistirse a él y decidió adoptar a la cabrita.

Por si te lo preguntabas, la cabrita no es huérfana y tiene a su mamá cabra que la alimenta y la cuida, pero Shadow se encarga de apapacharla y mimarla.

pastor alemán blanco y cabrita
YouTube / Robin Krumm

Momentos de ternura animal

En el video que se compartió en redes, podemos ver como Shadow cuida y lame con mucho cariño a su hija adoptiva, misma que se encuentra acostada a lado de la perra y (pareciera) que no recuerda a su madre caprina, prefieriendo estar entre las patas de su madre canina.

¿Tu perro y tus niños se llevan bien? Te decimos como lograrlo en este artículo