Noticias :

Publicidad

Dos hermanitos perrunos se salvan de la calle ¡y están luchando por no separarse!

Perros corriendo dog-sad

Dos peludos disfrutando juntos

© Shutterstock

La vida decidió unir a dos perritos a través de un fuerte lazo de amistad que los ha hecho sonreír de nuevo. Ahora, estos peludos buscan una oportunidad para continuar siendo inseparables. 

Por AnaKaren Jaramillo

Publicado el 03/06/20 19:30

Bruno y Brunildo son dos perritos que se conocieron mientras vivían en las calles, la conexión entre ellos fue instantánea y rápidamente formaron una hermandad inquebrantable. 

Un duro pasado 

Detrás de la gran amistad de Bruno y Brunildo se encuentra un doloroso pasado ya que ambos animales se enfrentaron al abandono de sus familias y a la difícil vida en las calles. 

Bruno, es un bello perrito Beagle que al poco tiempo de haber nacido fue vendido a una familia.   

Al principio, todo parecía ir bien para el cachorro que recibía cuidados, atenciones y mucho amor. 

Sin embargo, una vez que el perrito comenzó a crecer la familia perdió el interés en su mascota, para ellos Bruno ya no era tan tierno como al principio. 

Poco a poco comenzaron a dejarlo fuera de la casa, hasta que un día decidieron no  abrirle más.

Aun así, el perrito no perdía la esperanza de que lo aceptaran de vuelta en su hogar y lo amaran tanto como cuando era un cachorro. 

Pero esto jamás ocurrió, cabizbajo y muy triste Bruno se sumó al ejército de perros que habitan en las calles en terribles condiciones. 

Por otro lado, para Brunildo las cosas tampoco marchaban bien, lo dejaron en un parque junto a su mamá que era una bonita perra Schnauzer y sus seis hermanitos. 

Debido a su apariencia de “raza fina” Brunildo rápidamente fue acogido por una familia, pero en cuanto se dieron cuenta de su mestizaje lo abandonaron a su suerte una vez más. 

La esperanza de un nuevo hogar

Tristemente, fue así como ambos perritos terminaron viviendo en las calles, completamente solos y sin un hogar al cual volver. 

Sin embargo, un buen día en su andar callejero, el lindo Beagle y el simpático Schnauzer se encontraron para nunca más separarse. 

Ahora se tenían el uno al otro para pasear en la calle, buscar comida y dormir juntos una siesta ¡los perritos se habían vuelto grandes amigos!

perros casa hogar colima
Bruno y Brunildo posando para la cámara ©Casa Hogar para Animales de Colima

Por desgracia, la felicidad no duraría mucho ya que pronto la vida callejera comenzó a afectar a Brunildo que estaba cada vez más decaído y enfermo. 

En un golpe de suerte, alguien que había estado observando a los dos perritos decidió ponerse en contacto con la “Casa hogar para animales de Colima” para que acudieran a su rescate. 

Con los cuidados brindados en el refugio, Brunildo se ha recuperado exitosamente. En este momento él y Bruno están buscando una familia que nunca los abandone y les brinde su amor incondicional. 

Estos hermanitos perrunos merecen una nueva vida, para apoyar en su doble adopción aquí puedes ponerte en contacto con la "Casa hogar para animales de Colima".