Noticias :

Publicidad

Compran bulldog en un criadero, pero pronto un detallito pone de cabeza su mundo

Este perrito tenía un problema de salud que lo cambió todo para la familia que lo había comprado... Afortunadamente, ¡su historia tuvo final feliz!

Por Sindy Bustamante , 20 may 2020

Huck Finn -Huck, para los amigos- fue comprado a un criador en Carolina del Norte, Estados Unidos, cuando era un pequeño cachorrito. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que su nueva familia se diera cuenta de que tenía algo raro.

Y sin duda era algo importante, ya que el pequeño perrito tenía problemas para hacer sus necesidades. Preocupada por su inversión, la familia fue al criadero para devolver a ese perrito, que sin duda tenía un problema de salud significativo. 

Pero el criador no quería ni oír hablar de que le regresaran al perro y se negó absolutamente a recibirlo de vuelta. Sin embargo, les ofreció otro perro, en buenas condiciones de salud, como reembolso por el "defecto" del primer perrito.

La familia se fue con sus dos perritos de regreso a casa.

Una cita importante

Más adelante, en una consulta veterinaria en el Harbour Point Animal Hospital para su segundo perrito, la familia le mencionó a la doctora Jamie Laity el caso del pequeño Huck.

Ella se ofreció entonces a checarlo para comprender exactamente cuál era la situación de este pequeño. Descubrieron que Huck tenía espina bífida, un problema que le causa problemas en el desarrollo de la médula espinal.

Cada vez más confundidos y agobiados con los problemas de este cachorro, la familia decidió que hacerse cargo de un perro enfermo era demasiado para ellos. 

Pero Huck es un perrito con suerte, a pesar de las pruebas que le puso la vida, porque ¡la veterinaria se propuso en ese instante para adoptarlo!

Un nuevo comienzo para el chiquitín

La Doctora Laity estaba consciente de que Huck necesitaría cuidados especiales, pero siendo veterinaria, estaba decidida a poner todo de su parte para que el peludo fuera feliz.

Como tiene incontinencia, debe usar pañal siempre y por lo tanto, requiere baños frecuentes. Por suerte, no parece que le molesten y se porta muy bien cuando es hora de cambiarle el pañal.

Además, el chiquito no puede quedarse solo, por lo que va con su humana todos los días al Harbour Point Animal Hospital, donde se ha convertido en una estrella. Y lo que más le gusta es estar en la recepción, ¡para saludar a todos los que llegan!

Enfermo y rechazado por todos, Huck es hoy un cachorro feliz, que llena de alegría y ternura a todos los humanos con los que se encuentra.

 

Dr. Laity has a very special announcement to make! Last Friday a 3 month old English Bulldog was surrendered to Harbor...

Posted by Harbor Point Animal Hospital on Wednesday, March 14, 2018