Noticias :

Publicidad

Este hospital de la CDMX tiene un peludo héroe en el equipo médico

perro pug mano humana dog-happy

Un perrito pug listo para trabajar en el hospital. 

© Excelsior

Un amistoso perrito pug es la mejor medicina para médicos y enfermeras que luchan día a día contra los estragos causados por el COVID-19.  

Por AnaKaren Jaramillo , 11 may 2020

“Harley el tuerto” es el nombre que le han dado al simpático perro pug que actualmente cumple una importante misión en el Centro Médico Nacional "20 de Noviembre" del ISSSTE en la Ciudad de México.

El impacto de la pandemia mundial ocasionada por el  COVID-19 ha tenido consecuencias negativas para la vida laboral del equipo médico que con dedicación trabaja arduamente en los hospitales del país.

Hoy en día médicos y enfermeras están sufriendo de un fuerte desgaste tanto emocional como físico debido a la complicada situación sanitaria, además de presentar síntomas de estrés, ansiedad y depresión. 

Es aquí donde nuestro amigo Harley entra en acción, ya que este pequeño pug se ha unido al equipo especializado en el cuidado de la salud mental de esta institución para mitigar las repercusiones emocionales que están afectando al personal sanitario.  

Conoce aquí toda la información que necesitas acerca de tus mascotas y el COVID-19.

Un héroe de cuatro patas

Uniformado con un traje especial que lo mantiene limpiecito, este peludo comienza su labor a primera hora de la mañana, de manera que el equipo médico pueda interactuar con él antes de comenzar la jornada laboral ya que este es el momento en el que los niveles de estrés  se incrementan

perro cubrebocas
Un perrito preparado para luchar contra el COVID-19 © Shutterstock

En entrevista, la doctora Lucía Ledesma Torres menciona que: 

"La interacción es libre, pueden jugar con nuestro coterapeuta canino, lo pueden cargar, lo pueden acariciar, hay quienes prefieren únicamente observarlo.

Harley El Tuerto es un perrito que tiene las características que se buscan para realizar este tipo de intervención, que tienen que ver con su temperamento o digámoslo así, en términos de humanos, con su carácter.

Su personalidad es afable, es sociable, ecuánime, no se altera con facilidad, puede tolerar el contacto social de manera muy significativa para realizar este tipo de intervención."

El nombre de “Harley el tuerto” se debe a que hace un año en un lamentable accidente este peludo perdió uno de sus ojos, sin embargo esto no ha sido ningún impedimento para que este pug tenga todo lo necesario para desempeñar la importante labor de acompañamiento terapéutico canino. 

¿Puedo contagiar a mi mascota de coronavirus? Entérate en este enlace 

La mejor medicina: un perro

Así como Harley muchos otros peludos han recibido el entrenamiento necesario para convertirse en acompañantes excelentes, aunque hay que reconocer que los perritos son definitivamente una compañía inigualable para los seres humanos.  

Con su gran corazón los peludos nos llenan de  tranquilidad aún en los momentos más duros y  son los amigos más fieles en las circunstancias más adversas, además nos vacunan contra el estrés y la tristeza e incluso podemos afirmar que su tierno amor es simplemente curativo. 

Conoce aquí las historias de otros heróicos peludos, seguro te sorprenderán.