Publicidad

Un perrito es adoptado por fin... pero menos de 24h después, el refugio descubre una terrible verdad

Natsu es un pequeño peludito que nació en las calles, buscando siempre alimento y pasando los primeros tiempos de su vida luchando por sobrevivir. Finalmente, rescatado por una asociación, parecía que todo iba a mejorar, pero le esperaba todavía una terrible prueba.

Por Sindy Bustamante

Publicado el 07/05/20 18:30, Actualizado el 17/07/20 10:23

Natuso nació en las calles de la isla francesa de La Reunión. Ahí, la supervivencia cotidiana para este perrito -como para cualquier peludito en condición de calle- no era nada sencilla: conseguir comida no era fácil.

Sin embargo, después de dos años de vida callejera, Natsu se encontró con personas que se decidieron a ayudarlo y lo trasladaron desde la isla hasta Francia metropolitana, donde lo acogió el refugio Toutous du monde.

El chiquitín fue recibido en una familia temporal que lo consintió por primera vez en su vida, lo alimentó como se debe y le dio todo el amor que tanto le había faltado durante estos años.

Pero el sueño de Natsu y del refugio, era encontrar una familia definitiva, que quisiera comprometerse con él para siempre.

La adopción que salió muy mal

Después de cierto tiempo en su hogar temporal, Natsu recibió una oferta de adopción de parte de gente que parecía muy responsable y motivada: ¡todo estaba listo para que el chiquitín pudiera ir a una familia y gozar de la mejor vida perruna!

Pese a las restricciones por la contingencia sanitaria, el peludo fue llevado a su nuevo hogar, con todos los cuidados y guardando Susana Distancia. Todo parecía perfecto: el perrito estaba contento y su nueva humana también parecía muy feliz.

Pero menos de 24 horas más tarde, el refugio recibió un mensaje que les cayó como un balde de agua fría: la nueva familia de Natsu estaba "decepcionada". Decepcionados porque el perrito pesaba más de lo que se indicaba en el anuncio y decepcionada porque al perrito se le caía pelo...

Por supuesto, los miembros de la asociación se pusieron furiosos y se dispusieron a llevar a cabo la única posible solución: ir a recoger al perrito, nuevamente con todas las precauciones sanitarias.

Una despedida más

Apenas unas horas después de haber llegado a su nueva familia, Natsu tuvo que despedirse una vez más. Tuvieron que dejarlo en un nuevo hogar temporal que consiguieron de urgencia y al chiquitín no le queda más que seguir esperando. Esperando que un día llegue la familia de sus sueños, que le dé todo el amor que merece y a la que podrá entregarle su tierno y puro corazoncito perruno.

 

COUP DE GUEULE (oui c'est très rare mais nous sommes en colère...) C'est l'histoire de petit Natsu, vous savez notre...

Posted by Toutous du monde on Friday, April 24, 2020