Publicidad

Llevan a su gato al veterinario: en cuanto checa el chip, el doctor entra en pánico

gato en el veterinario cat-wow

Un galtito durante la revisión veterinaria

© Shutterstock

Al llevar a su minino a un chequeo veterinario porque parecía enfermito, el doctor hizo un descubrimiento completamente inesperado.

Por Sindy Bustamante

Publicado el 24/04/20 12:30

Esta historia tan peculiar empezó en abril, en Francia. Ese día, una pareja decidió llevar a su gato al doctor, porque parecía que estaba enfermito. En el consultorio local, el doctor examinó al pequeño Caipi, mientras escuchaba su historia de boca de sus humanos.

Un gato perdido

De acuerdo con lo que contaron sus humanos, el minino llegó a su vida en 2016. Había sido un gato callejero y la pareja decidió adoptarlo, domesticarlo y hacerse cargo de él.

Pero al examinar al minino, el veterinario se dio cuenta de que algo no cuadraba en aquella historia: el gato no solamente estaba esterilizado, ¡sino que tenía chip! Por lo tanto, no podía ser un gato callejero, tenía que haber tenido una familia... una familia que probablemente seguía esperándolo en alguna parte.

Chip para mascotas: cuándo ponerlo, cuánto cuesta y otras recomendaciones

De vuelta a casa

Tras haber hecho las investigaciones pertinentes, el veterinario logró dar con los humanos de Caipi, que desde entonces se habían mudado a la isla de La Reunión, a miles de kilómetros de Francia metropolitana. Desde la distancia, estuvieron super felices de descubrir que su minino había sido por fin encontrado y que estaba sano y salvo.

Cuando lo habían perdido, hicieron anuncios y los buscaron, pero sin éxito. Ahora que ha sido localizado, el minino emprenderá el largo viaje para reencontrarse con su familia.

Y bueno, la pareja que lo cuidó durante estos cuatro años tendrá que despedirse del chiquitín. Seguramente, saber que va a reunirse con la familia que tanto lo extrañó, será un consuelo para ellos.