Noticias :

Publicidad

Sin dientes y con una patita de menos, nadie creía que este perrito iba a tener un final tan feliz

Perro personas dog-happy

Cono es un perrito muy afortunado 

© Ladridos con Alas

La vida había sido muy dura con este perrito, por fortuna el destino le tenía preparado algo mejor. 

 

Por AnaKaren Jaramillo

Publicado el 23/04/20 18:30

Las personas que lo rescataron lo llamaron Cono, él es un perrito criollo que sin ningún remordimiento fue abandonado en la calle, sin embargo su vida es una prueba conmovedora de que existen los finales felices. 

Una vida difícil

Desde el inicio, la vida de este perrito ha estado llena de eventos desafortunados. Por desgracia, Cono nació con una extraña malformación en su paladar que le dificultaba respirar normalmente. 

Quizás fue por esta razón que algún desalmado decidió abandonarlo en la calle, no se sabe exactamente desde hace cuánto tiempo. 

Actualmente Cono tiene 15 años, lo que significa que es un peludito bastante mayor, debido a esto ha perdido muchos dientes por lo que le cuesta trabajo alimentarse. 

A pesar de que la situación de este perrito era ya bastante complicada, lamentablemente algo mucho más terrible ocurriría.  

Todo parecía perdido

De manera desafortunada, Cono sufrió un serio accidente: lo atropellaron mientras estaba en la calle y quedó sumamente mal herido, tanto así que perdió una de sus patitas. 

Fue en ese momento que el perrito llegó al hospital para mascotas “Ladridos con Alas” en donde lo salvaron de morir. 

El destino había golpeado fuertemente a este peludo que ahora más que nunca necesitaba de alguien que lo quisiera mucho a pesar de su avanzada edad y de que le faltara una patita. 

Con todo, en “Ladridos con Alas” no perdieron la esperanza de encontrar a alguien que deseara darle una segunda oportunidad a este especial perrito e increíblemente así sucedió: ¡una cariñosa familia decidió sin más adoptar a Cono! 

Foto:@ladridosconalaslaguna

Al fin, después de todo el sufrimiento nuestro amigo había conseguido tener un hogar y una familia que desde ahora va a cuidarlo durante todo el tiempo que le reste de vida. 

No hay duda que actualmente Cono es un perro muy feliz, incluso su mirada ha cambiado y ya no se ve triste como antes, sino lleno de alegría por tener a su lado una amorosa familia.