Noticias :

Publicidad

Coronavirus: cómo cortarle el pelo a mi perro en la casa durante la contingencia

corte de pelo perro dog-wow

Un perrito recibe un corte de pelo

© Shutterstock

Si la peluquería a la que sueles llevar a tu perro está cerrada durante la contingencia y a tu peludo le URGE un corte de pelo, checa estos trucos para peluquearlo en casa ¡y que quede guapísimo!

Por Sindy Bustamante , 17 abr 2020

Mientras dura la contingencia por coronavirus, a los mexicanos nos toca quedarnos en casa y no salir más que a lo estrictamente esencial. Cortarse el pelo no es estrictamente esencial, así que a nosotros nos toca esperar para ir a la peluquería.

Pero si a tu perro le urge una peluqueada, aquí te explicamos cómo hacerlo en casa. Con un poco de paciencia y las herramientas adecuadas ¡puedes lograr grandes cosas!

Shutterstock

Comienza por reunir todo lo que necesitas

Tener a mano todo lo que necesitas te evitará -a ti y al peludo- más estrés a la hora del corte. Como cuando nos preparamos para cocinar una receta, necesitamos asegurarnos de que tenemos todo antes de empezar: ¡esto hará la diferencia!

Para cortarle el pelo a tu perro en casa durante la cuarentena vas a necesitar:

  • Tijeras o una rasuradora para perro que haga el menor ruido posible.
  • Una toalla en la que se pueda parar o sentar el perro y sobre la que caerán los pelos que cortes.
  • Un cepillo para perro, adaptado al tipo de pelaje de tu peludo.
  • Un peine para auxiliarte durante el corte
  • Un cortauñas para perro
  • Premios a tu alcance (en tus bolsillos, por ejemplo)
  • Una escoba para recoger el pelo

Antes de empezar:

  • Ten en mente el resultado que quieres obtener. Puedes basarte en una foto de tu perro al salir de la peluquería o buscar un ejemplo en Internet.
  • Familiarízate con el pelaje de tu perro, mirando de cerca en qué dirección crece, qué tan grueso es y cuáles son las zonas sensibles, donde será más difícil cortar el pelo.

Si puedes cortarle el pelo a tu perro en el exterior (un patio o el jardín) es mejor: tendrás menos pelos que recoger. Pero por supuesto, también puedes hacerlo en el interior.

Shutterstock

¿Cómo cortarle el pelo a tu perro con rasuradora?

  1. Instala a tu perro en un espacio tranquilo y cómodo para ambos. Asegúrate de tener a mano todos los utensilios que vas a necesitar.
  2. Elige el cabezal que usarás en la rasuradora y luego enciéndela.
  3. Coloca la cuchilla de la rasuradora horizontalmente sobre el pelo y avanza suavemente en sentido contrario al crecimiento, siempre con la navaja paralela a la piel del animal.
  4. Ve cortando por secciones sucesivas, como si estuvieras podando el pasto del jardín. Termina el movimiento y asegúrate de no volver sobre la misma zona, para no lastimar a tu perro.
  5. Comienza por la zona de la cara y el cuello, luego la espalda, la grupa, los flancos, el abdomen, el pecho y finalmente, los pelos de las patas.

Si te sientes muy inseguro de tus talentos con la rasuradora, solo haz un corte general con ella y luego afina detalles con las tijeras.

¿Cómo cortarle el pelo a mi perro con tijeras?

 

Una vez que hayas usado la rasuradora, es momento de pasar a las tijeras.

  • Sujétalas firmemente con tu pulgar y tu dedo anular.
  • Pon atención particular en las zonas más delicadas (los cojinetes, el contorno de los ojos, el área del ano y de los genitales, las orejas...). Usa el peine para para asegurarte de que no se te va ninguna mecha y también para rpteger estas zonas tan delicadas.
  • Usa tijeras rectas para las patas delanteras y la punta de las orejas, y tijeras curveadas para las patas traseras.
  • Para el flequillo y los detalles en las patitas se recomienda siempre siempre usar las tijera.s
  • Usa el peine para alisar el pelo (sin jalarlo) o deslízalo entre tus dedos, luego corta en toda una zona antes de seguir a la próxima.
Shutterstock

Cuando hayas terminado con el corte de pelo, y si tu perro todavía  estña de humor como para continuar, córtale las garritas.

Si sientes que tu perro está muy agitado y la pasa mal durante el corte de pelo, no insistas. Siempre puedes dejar la sesión para otro día. Hay que acostumbrar al perro poco a poco, ya sea en la casa o en la peluqueríam para evitar que el corte de pelo sea un momento de sufrimiento para él.

¡Y no olvides darle un premio al final para recompensarlo por haberse portado tan bien!