Noticias :

Publicidad

Horario de verano 2020: ¿cómo afecta el cambio de hora a los gatos y perros?

perros gatos horario de verano dog-cat-serious

Un gato estresado por el cambio de horario

© Shutterstock

En la noche del sábado 4 al domingo 5 de abril de 2020 vamos a cambiar al horario de verano, lo que significa que, por esta noche, disfrutaremos de una hora menos de sueño y que habrá algunos cambios en la rutina de nuestros peludos.
¡Aquí te damos algunos consejos para que tu peludo no la pase mal por culpa de este cambio de horario 2020!

Por Sindy Bustamante , 4 abr 2020

El horario de verano es un tema controversial, pero más allá de nuestra posición personal al respecto, lo cierto es que, por unos días cada año, nos cuesta trabajo adaptarnos. Y con toda razón, ya que con este cambio, nuestro cuerpo debe adaptarse a algunas modificaciones y esto no es sencillo.

Por supuesto, a los animales les afecta también. Así que si quieres ayudar a tu perro o gato a adaptarse al nuevo horario, ¡sigue esta guía!

El cambio de horario 2020 en los gatos o perros

La idea del horario de verano, instaurado en nuestro país en 1996, es aprovechar la luz natural del sol porque los días en verano son más largos.

Esto es más notorio en algunos estados que en otros, pero lo que realmente cuenta para el caso que hoy nos ocupa es que la cotidianidad se ve alterada con este cambio.

Si tu viejo despertador de pilas suena siempre a las 7 de la mañana, el domingo 5, cuando suene serán ya las 8. Dicho de otro modo, una vez que hayas ajustado tu reloj a la nueva hora, cuando suene a las 7, tu cuerpo tendrá la impresión de que apenas son las 6.

Es por eso que los primero días, mientras nos adaptamos, solemos sentirnos algo cansados, tener ganas de sentarnos a comer desde la una de la tarde o mucho sueño a las 9 de la noche… Y todo eso, claro está, lo percibe tu amigo de cuatro patas.

Shutterstock

Para que tu perro o gato se adapte más fácilmente al cambio de horario 2020, lo mejor es ajustar poco a poco sus actividades cotidianas, cambiando unos minutos en vez de hacerlo una hora de golpe.

Dale de comer unos 15 minutos más temprano, luego otros 15 y así, para que se vaya habituando poco a poco a la hora de verano.

Si notas que está confundido o estresado, extiende este periodo de cambio por varios días. 

En todo caso, si tu peludo llora o rasca a la hora antigua para que le sirvas la comida, no cedas, recuerda que eres tú quien debe mostrarle a qué hora se come.

De todas formas, en este cambio lo alimentarás más temprano (al contrario que en el cambio a horario de invierno, cuando hay que retrasar las actividades una hora, lo cual es mucho más duro para ellos).
 
En el caso de los paseos del perro, es lo mismo: aunque tengas la impresión de que es muy temprano, recuerda que el paseo es fundamental y no lo canceles con el pretexto de que es demasiado temprano.

Idealmente, el perro tendría que poder hacer todas sus actividades normalmente, a intervalos regulares, pero visto que estamos en la contingencia por coronavirus, esto no es posible.

Así que no olvides proponerle juegos que lo estimulen mentalmente y que le permitan hacer un poco de ejercicio, mientras se quedan en casa

Poco a poco, tu peludo se acostumbrará al horario de verano 2020.

Peludos rutinarios

Los perros y los gatos son animales que aman la rutina, por lo que no debe sorprendernos que les sea tan incómodo el cambio de horario. 

Generalmente conocen muy bien nuestros hábitos y detectan cualquier cambio, además de ser muy sensibles ante los matices de nuestros comportamientos y de nuestras actitudes.

De este modo, es natural que se den cuenta de inmediato que el ritmo en la casa ha cambiado y esto les puede causar un cierto grado de estrés- Para evitarlo, la clave es ir haciendo los cambios poco a poco.

¡Haz el cambio por etapas!