Noticias :

Publicidad

Salió lastimado por tanta felicidad de tener a sus humanos en casa

salchicha en la nieve dog-wow

Feliz, moviendo la colita sin parar

© Twitter @Emmasmith77xx

Rolo, muy emocionado y feliz por tener a sus humanos en casa con él todo el día a causa de la cuarentena, acabó por causarse una lesión... ¡por mover demasiado la colita!

Por Sindy Bustamante

Publicado el 27/03/20 11:30

Hasta la felicidad puede acabar lastimando si es en exceso, contra lo que podríamos pensar. Esto fue lo que le pasó a un pequeño salchicha llamado Rolo, cuya historia nos cuenta su humana.

Los efectos secundarios de la felicidad excesiva

Desde que comenzaron las medidas para contener el Coronavirus en diferentes países y sobre todo desde que hemos tenido que recluirnos en casa, hay muchas personas que no la están pasando bien y a quienes les cuesta trabajo vivir tranquilamente este aislamiento forzoso.

Pero hay otros que lo están disfrutando.

Por ejemplo, Rolo, un perro salchicha que habitualmente se queda solo en la casa durante gran parte del día -como la mayoría de nuestros perros-, porque sus humanos salen a trabajar.

Pero gracias al aislamiento, Rolo, como muchos otros peludos alrededor del mundo, está disfrutando de la presencia de sus humanos día tras día, pues ahora se quedan a trabajar desde casa.

Ante la presencia constante de sus humanos en casa todo el día, el salchicha reaccionó con una felicidad excesiva. Y resulta que a causa de esa alegría, el peludo ha movido tanto la cola desde que empezó la cuarentena que terminó por provocarse un esguince en esta parte del cuerpo.

El testimonio de Emma

La humana de Rolo se llama Emma Smith y vive con su familia en el Reino Unido. Esto fue lo que le contó a Metro.co.uk:

"Por lo general estamos afuera de nueve a cinco, cuatro o cinco días a la semana. Un familiar lo saca media hora a la hora de la comida para que vaya al baño".

Y continúa relatando que:

"Cuando nos quedamos en casa, quería jugar a todas horas y movía la cola sin parar. Hace unos días notamos que ya no movía la cola y que la tenía entre las patas. Incluso cuando jugábamos con él, la tenía inmóvil y nos pareció muy raro".

La consulta veterinaria

Cuando llevaron a Rolo al veterinario, éste les indicó que el salchicha se había provocado un esguince en la cola por agitarla demasiado.

El médico tranquilizó a la familia Smith, explicándoles que el perrito solo necesita reposo para que la cola vuelva a funcionar como antes, para mostrar todo su cariño y alegría de estar con la familia.

¡Le deseamos una pronta recuperación y ojalá que ahora pueda contener un poco toda esa felicidad que lo desborda!