Noticias :

Publicidad

Tras luchar por su vida en un canal de aguas negras, este perrito está esperando ayuda

perro casi se ahoga en la lluvia dog-wow

El perrito vagaba por las calles durante la lluvia.

© Shutterstock

De no ser por una rescatista bondadosa, este perrito no la contaría.

Por Jaime Hernández

Publicado el 27/03/20 18:30

Muchos animalitos que viven en albergues o que terminan al cuidado de asociaciones protectoras, tienen un pasado triste, un pasado de abandono, un pasado de sufrimiento. Como sea, llegan a manos de gente que se preocupa por ellos, que realmente quieren que tengan una vida mejor.

Esta es la historia de uno de ellos, uno que por poco y no vive para esperar tener una nueva oportunidad de ser feliz.

Todo empezó en una tormenta

Un perro, quizá abandonado, quizá de la calle, vagaba por las calles. En el cielo, las nubes se aglomeraban y no tardó en empezar a llover; más que llover, a caer una tormenta y probablemente este can se asustó por los truenos, se desoriento por la lluvia intensa. Corrió asustado y seguramente sólo alcanzó a soltar un ladrido al sentir como el piso desaparecía bajo sus patas y caía.

El agua lo cubrió, lo arrastró, el olor era insoportable, agua de alcantarilla. El perrito nadó y luchó con la corriente, por varias horas, y finalmente logró salir. Agotado, mojado y apestoso, casi sin aliento, el lodo lo cubrió. Cerró los ojos y esperó a que llegara el momento.

Ahí fue donde una voluntaria de APAQRO lo encontró. Ella lo sacó del lodo en el que estaba, lo llevó al veterinario y esperó.

Con suerte, el perrito pasaría la noche.

Lo llamaron Arelo, y el perro demostró ganas de vivir. Se aferró a la vida y lucho con fuerzas para salir adelante.  Lo logró, ahora se encuentra en el refugio de APA, esperando una familia que le ayude a luchar contra la soledad y el abandono en el que se encontró por muchos años y que poco a poco está olvidando.

¿Quieres conocerlo o saber cómo adoptar a Arelo? Revisa este post de Facebook.