Noticias :

Publicidad

Una gata en Rusia se convierte en mamá... ¡pero sus bebés no son gatitos!

La adorable Mamá Gato es una pequeña pantera

© Shutterstock: Symbolbild

Musya es una gata negra que lleva una vida tranquila en el zoológico de Wladiwostok, en Rusia. Sin embargo, un día su pacífica existencia dio un giro inesperado...

Por Sindy Bustamante , 24 mar 2020

Una de las actividades más divertidas cuando vas al zoológico, es sin duda ver cuando los animales han tenido a sus pequeños. Pero en el zoológico ruso Sadgorod, en la población de Wladiwostok, hay algo muy especial para admirar en estos momentos, porque Musya, la gatita negra del zoológico, se ha pfrecido a hacer de mamá sustituta para ocho pequeños animales huérfanos.

Y no, no son ocho gatitos, como podríamos pensar, ¡se trata de pequeños bebés erizos!

Muerte accidental de Mamá Erizo

Desgraciadamente, la mamá biológica de estos ocho pequeñines tuvo un fatal accidente con una cortadora de pasto, dejando a sus bebés completamente desamparados.

Por suerte, los trabajadores del zoológico los descubrieron  y los llevaron de inmediato al departamento de animales pequeños, para alimentarlos con biberón y ayudarlos a crecer.

Lo que no se esperaban, era que los pequeños erizos se negaran a comer con la botella. Entonces sí, los guardianes del zoológico se quedaron sin saber qué hacer. Y fue en ese momento cuando Musya, la generosa heroína de la historia, entró en escena.

Lazos de familia

Musya acababa de ser mamá -de gatitos- y su camada acababa de ser separada de ella, pero la peludita aún tenía leche. Sin dudarlo, se hizo cargo de los espinosos huerfanitos y les dio de su leche.

Pero su trabajo no se limita a eso, sino que la gatita los cuida con todo amor y se ocupa de ellos en todo momento. Los chiquitines, por su parte, aman locamente a su mamá adoptiva.