Noticias :

Publicidad

Día de la felicidad: 11 enseñanzas gatunas para ser muchísimo más feliz

gatito sonriente cat-happy

Un gatito contento, dispuesto a enseñarnos a ser gatunamente felices.

© Shutterstock

Para los que amamos a los mininos, no hay nada que nos dé más felicidad que simplemente ver a un gato: dormir, jugar, lavarse la cara… ¡todo lo que hacen es adorable y nos llena el corazón de alegría!
Sin embargo, los michis pueden aportarnos mucha más felicidad día con día, más allá de su peluda y ronroneadora compañía, que ya en sí es todo un lujo 💖

Así que sin más, aquí te compartimos once valiosísimas lecciones gatunas para ser feliz, feliz, feliz…

Por Sindy Bustamante , 20 mar 2020

  • 1. Nunca dejes de jugar

    © Shutterstock

    Aunque se calman un poco cuando dejan de ser chiquitos y ya no andan tratando de treparse por todas las cortinas, no importa la edad que tengan, nunca dicen que no a un buen juguete o a una sesión de juego con su humano favorito.
    No importa cuántos años tengas, a qué te dediques o si no tienes mucho tiempo libre, darle tiempo a un juego que disfrutes siempre te hará sentir mucho mejor.

  • 2. Escucha a tu corazón… y ve a tomar una siesta

    © Shutterstock

    Los humanos no podemos, lamentablemente, llevar vida de mininos e irnos a tomar la siesta cuando el trabajo se pone muy cansado. Pero aunque no podamos dormir lo que un gato, es importante valorar la siestas en toda su dimensión y darte ese lujo de dormir en el día cuando tengas un ratito libre.
    ¡Verás que despiertas con más concentración, ganas y con el tanque de la concentración cien por ciento recargado!

  • 3. Ignora a quien no merezca tu atención

    © Shutterstock

    Lamentablemente, no toda la gente tiene un espíritu positivo y hay muchos que restan en vez de sumar.
    Pero sin desgastarnos en peleas, los gatos nos enseñan a mantener nuestra atención en las cosas y los seres que sí importan y a dejar pasar a aquellos individuos que no merecen nuestro tiempo… mueve las orejitas y haz como si ni los oyeras.

  • 4. Disfruta de tu tiempo a solas

    © Shutterstock

    Estar con amigos o con la familia es maravilloso, pero eso no significa que estar solo no sea también un gusto. Los gatos saben como nadie disfrutar de su tiempo a solas: jugando, observando, durmiendo, pensando en sus cosas de mininos…
    Date tiempo simplemente para respirar… ¡y verás que la vida fluye mejor!

  • 5. Cualquier detalle puede ser interesante si lo miras con atención

    © Shutterstock

    Una abeja, una mota de polvo o una brizna de hierba son suficientes para capturar la atención de un gato. Si pones atención a los pequeños detalles cotidianos (el sol en la mañana cuando vas al trabajo, las jacarandas que están floreciendo, el olor del café que te tomas en la mañana), seguramente encontrarás muchos pequeños detalles que te harán sonreír.

  • 6. Expresa tu amor… cuando te nazca

    © Shutterstock

    Mostrar nuestro afecto está muy bien y los gatos lo saben, pero de ellos podemos aprender que no es una obligación y que no hay por qué hacerlo si no nos da la gana. Además, cuando lo hacemos porque sale del corazón, es más natural y nos hace a todos mucho más felices.

  • 7. Es de sabios cambiar de opinión

    © Shutterstock

    A los gatos no les da ninguna vergüenza pedir que les abras para entrar cuando hace dos minutos pedían a gritos que los dejaras salir. Así nosotros, con plena confianza en nuestras decisiones, podemos darnos el lujo de decir, tranquila y serenamente: “cambié de opinión”. El mundo no se va a detener por eso. 

  • 8. La felicidad está en las cosas más sencillas

    © Shutterstock

    Si has intentado comprarle regalos caros a tu gato, sabes que ninguno de ellos lo divierte tanto como una simple caja de cartón o hasta una bolsa de plástico amarrada…
    Porque no se trata de gastar mucho en objetos y los gatos lo saben: la diversión está en ti y en el buen espíritu gatuno que le pongas a las cosas.

  • 9. Te mereces lo mejor de lo mejor

    © Shutterstock

    Pero lo anterior no significa que no mereces cosas buenas. Porque también sabes, seguramente, que los gatos son gourmets por naturaleza y que nunca dicen que no a un bocadito rico si tienen la oportunidad. 
    Así que, si bien los objetos no hacen la felicidad, darte un gusto de vez en cuando (una comida, un viaje, tiempo libre…) sí que es una buena idea.

  • 10. Mereces verte siempre bien

    © Shutterstock

    Aunque vayas a estar en la casa todo el día, arreglarte lo mínimo te hará sentir mejor que quedarte en pants todo el día. No es que sea lo fundamental, pero ¿a quién no le hace sentir bien una manita de gato?

  • 11. Déjate consentir

    © Shutterstock

    Y además de disfrutar de su independencia, los gatos nos enseñan que es importante dejarse consentir. Así como damos cariño y nos preocupamos por los demás, dejemos sin culpas que nos traten como reinas o reyes también de vez en cuando, ¡nos lo merecemos!