Noticias :

Publicidad

Esta gatita ve por primera vez la playa y su reacción es para derretirse

gata feliz al conocer la playa cat-wow

La felicidad no conoce límites, y esta gatita lo demuestra. 

© Facebook

La cara de esta pequeña gata al conocer la playa atrajo la atención de muchos turistas.

Por Jaime Hernández

Publicado el 22/03/20 11:30

Bien dicen que tu primera vez jamás se olvida, muchos tenemos los mejores recuerdos de la primera vez que dimos un beso, la primera vez que fuimos a París, la primera vez que conocimos el mar. ¿O no?

En esta ocasión te compartimos también una primera vez: la primera vez que esta gatita conoció el mar.

Un sonrisa vale más que mil palabras

La familia de esta gatita decidió llevarla a conocer el mar sin saber que la pequeña amaría definitivamente la experiencia y contagiaría a todos los que la vieron.

La gatita se dejó tomar fotos por los turistas que, posteriormente, las subieron a Facebook para compartirlas con el mundo.

Esta felina disfrutó la arena, disfruto el sol, disfrutó también de su siesta en la silla de playa que sus dueños llevaron.

Aprendiendo a salir con correa

Como puedes ver en estas fotos, la gatita está paseando con su correa ¿Cómo se le hace?

Acostumbrar a un gato a su correa es un proceso que inicia desde cachorro, aunque también se puede con algunos adultos dependiendo de su carácter.

Paso1: elige la correa. No es una correa de perros, es una pecherita para gatos que le permita moverse, sin apretarle. No uses sólo collar.

Paso 2: acostumbralo a la pechera. Ponle la pechera por unos minutos cada día, y cada día aumenta el tiempo usando la pechera.

Paso 3: ya que no le moleste la pechera, inicia a poner la correa y camina por la casa con él para que se acostumbre a caminar junto contigo.

Paso 4: inicia paseos alrededor de la casa, breves, y observa como reacciona. Ya luego podrás ampliar el tiempo y la extensión de los paseos.

Recuerda: No son perros, los paseos son diferentes y de acuerdo con lo que hace el gato. Ten cuidado cuando haya peligros, porque tu gato buscará escalarte para ponerse a salvo.