Noticias :

Publicidad

Lanzan un cachorro desde una barda en Juárez, pero la vida le reserva una enorme sorpresa

perrita lanzada por encima de una barda dog-wow

Abby llegó al albergue de la peor forma posible, pero con cuidados y cariño ha sanado. 

© Facebook @colitasfelicesjuarez

Por Jaime Hernández

Publicado el 12/03/20 12:30

Esta es una historia “probablemente”: una historia que probablemente no conoceríamos de no ser por las redes sociales, pero que probablemente se repita una y otra vez en todo el país, probablemente en todo el mundo.

Una infancia perruna

Probablemente Abby nació protegida por su madre y en compañía de otros hermanitos perrunos, probablemente en sus primeros meses la cuidaban y jugaban con ella porque era una cachorrita pequeña y juguetona.

Probablemente un día mordió a algún niño, probablemente dejo de ser divertida, probablemente no la educaron y orinó donde no debía, y ahí empezaron a pegarle, a gritarle, a lastimarla. Probablemente ahí aprendió a tener miedo, a ser desconfiada… y entonces decidieron abandonarla.

Una historia de abandono

Abby llegó por los aires, probablemente a sus “dueños” les interesó más deshacerse de ella que pensar si se lastimaría.

La lanzaron por encima de una barda de 2.5 mts de altura: al caer se rompió la cadera. La lluvia llegó poco después y los perros del albergue intentaron atacarla al no haber sido propiamente presentada. Probablemente tuvo frío.

Cuando el albergue abrió por la mañana, la encontraron confundida, adolorida y asustada. Aun así, probablemente es lo mejor que le ha pasado en su vida.

Muchos perros son abandonados en las afueras de los albergues sin consideración de su salud o seguridad. Foto: Shutterstock

Cariño, amor y cuidados para sanar

Según señala Colitas felices, han pasado 6 meses dese que Abby llegó con ellos. No ha sido fácil, ni económico. Abby ha tenido que ser rehabilitada, recibió tratamiento, se le hicieron radiografías, se vacunó y se desparasitó.

En el albergue recibe comida y cariño, que le han ayudado a sanar por fuera y por dentro. Hoy, queda pendiente su esterilización y que aparezca un padrino o madrina que ayude con los gastos.

Probablemente hay uno en un futuro cercano, probablemente varios, probablemente una familia que la quiera y le dé el amor que necesita y merece.