Publicidad

¡Cuidado con estas plantas navideñas! Son venenosas para tu gato

plantas venenosas cat-serious

El árbol de Navidad puede ser muy peligroso para tu gato

© Shutterstock

Analizamos e identificamos las plantas típicas de Navidad que resultan tóxicas para los gatos. Sus consecuencias pueden ser fatales, por lo que es mejor evitarlas en casa.

Por Vanessa Parapar

Publicado el 19/12/19 5:31

La Navidad es un periodo de celebración y de paz, un temporada especial en la que vivimos momentos entrañables rodeados de nuestros seres más queridos, entre ellos nuestras mascotas. Como no queremos que ocurra nada malo ni atragantarnos con un pedazo de tamal por el susto, debemos estar alerta de un peligro que les acecha especialmente en estos días: las plantas tóxicas para gatos.

Nuestros amigos felinos son curiosos por naturaleza y les encanta jugar con las plantas. Las muerden, se restriegan con ellas, se las comen... las plantas son uno de sus pasatiempos favoritos y lo cierto es que pueden traer consecuencias gravísimas.

En el caso de las plantas navideñas, el problema se produce cuando el gato las mastica o las ingiere, tanto voluntaria como accidentalmente. La intoxicación desencadena problemas digestivos como diarrea y vómitos, por lo que es vital saber cómo actuar si esto ocurre. Te ponemos al corriente de todo. 

Plantas navideñas venenosas para tu gato

1. Nochebuena

flor de pascua toxica gatos
La nochebuena es muy peligrosa debido a su savia interior ©Pixabay

La nochebuena es, quizás, la más peligrosa de todas. Sí, hablamos de esa flor que no puede faltar como parte de la decoración navideña. Su nombre científico es euphorbia pulcherrima y es originaria de nuestro país. Lamentablemente, su aspecto llamativo esconde un riesgo y es que es otra de las típicas plantas tóxicas para gatos en Navidad. 

Todas las partes de esta planta son peligrosas para nuestros felinos porque es la savia blanca en su interior... la que resulta tóxica. Su color rojo intenso, su fácil mantenimiento y la tradición milenaria que tiene en México la convierten en una de las primeras opciones para decorar la casa en estas fechas. Sin embargo, se trata de una planta venenosa en potencia tanto para gatos como para perros.

Los felinos, además, siente una especial atracción por ella. Si la savia blanca de la planta entra en contacto con la piel del gato, puede producirle dermatitis y picores. Si hay contacto con los ojos, puede provocarle trastornos oculares.

2. Muérdago

muerdago Navidad peligro gatos
Los frutos blancos del muérdago son altamente tóxicos para los gatos ©Pixabay

Es un arbusto de tronco corto y grueso, con las ramas de color verde amarillento, de hojas perennes y en forma de lengua del mismo color que las ramas. Su peligrosidad radica en el fruto en forma de baya pequeña, traslúcido y de color normalmente blanco.

En Navidad, suele colocarse una pequeña rama de muérdago sobre la puerta de entrada del hogar. La tradición popular cuenta que trae felicidad, amor y fertilidad. Todo muy bonito. Sin embargo, el muérdago es una de las plantas más tóxicas para los gatos porque contiene un elemento llamado viscotoxina en los frutos blanquecinos que, si el gato ingiere, puede producir desórdenes de todo tipo en el minino.

El gato intoxicado puede sufrir problemas intestinales, dificultades respiratorias, braquicardia (descenso brusco del ritmo cardíaco), daños cardiovasculares e incluso un colapso.

Si no te queda más remedio que ponerlo en la puerta, colócalo en un lugar de difícil acceso para tu amigo peludo, pero recuerda que es muy ágil y puede alcanzar casi cualquier altura. Lo mejor es que te lo ahorres.

3. Acebo

acebo planta toxica gatos
Si tu gato ingiere sus frutos rojos corre peligro de intoxicación ©Pixabay

Es un árbol pequeño, conocido por sus frutos en forma de bolas rojas, que se utilizan como adorno navideño. Algunas personas lo confunden con el muérdago y, por esa razón, también recibe el nombre de falso muérdago. 

El acebo se usaba tradicionalmente en invierno en el norte y centro de Europa, ya que suele tener frutos en esa época. Posteriormente, esta costumbre se extendió a otros países a mediados del siglo XX. En nuestro país no es una de las plantas más comunes, pero emás vale estar prevenido.

Si un gato ingiere los frutos rojos del acebo, corre peligro de intoxicación. Los síntomas suelen ser gastrointestinales: vómitos y diarrea. 

4. Árbol de Navidad

arbol de navidad peligro gatos
Las hojas del árbol son muy perjudiciales al ser puntiagudas ©Pixabay

Es el que menos riesgos entraña, pero también hay que incluirle en la lista para no confiarse. Aunque no lo parezca, el típico pino que utilizamos como árbol de Navidad puede ser peligroso para nuestra mascota. Los gatos van a inspeccionarlo y es muy probable que intenten trepar por él.

Hay que tener cuidado con sus hojas porque son muy perjudiciales al ser puntiagudas y rígidas y pueden perforar su intestino. La savia del árbol e incluso el agua que se puede acumular en su tiesto también es peligrosa para la salud de los animales.

Si te decides por poner un árbol de Navidad natural, ten en cuenta estos consejos.

Los peligros no terminan en Navidad

Por desgracia, no podemos bajar la guardia cuando terminan las fiestas. Muchas de las plantas tóxicas son muy comunes en las casas y las podemos encontrar durante todo el año: hiedra, hortensia, adelfa, jacinto, azalea, begonia, crotón, eucalipto, mora, laurel, ricino, lirio, marihuana, narciso, poto, tulipán... existe una larga lista de más de 40 plantas venenosas para gatos.

La variedad es extensa y lo cierto es que muchas de estas plantas se utilizan en casa con un fin meramente decorativo.

La exposición del gato a cualquier parte de estas plantas (tallo, hojas, flores, pistilos, estambres, raíces o polen) puede causar un fallo renal agudo en el felino y llevarlo hasta la muerte.

"Cuando tratamos alimentos tóxicos para gatos lo más típico es que nos pongamos a hablar de uvas, aguacates, chocolates..., pero lo más importante si tenemos un gato es que tengamos la casa y el entorno controlado. Tenemos que ser responsables con lo que ofrecemos a nuestro amigo y con los productos de su entorno, y con esto hablamos principalmente de las plantas", nos recuerda el veterinario José Carlos Jaenes Amarillo, de la Clínica Veterinaria Vet&Vet.

¿Por qué los gatos se comen las plantas?

Gran parte del contacto de un gato con el mundo es a través de la boca. Es su vía de exploración. Los humanos tocamos las cosas con las manos para reconocerlas, los gatos utilizan su olfato y su boca para este mismo fin.

Como ya hemos explicado, el felino es un animal curioso por naturaleza y, cuando son pequeños, todavía más. Los gatitos harán todo lo posible por investigar cualquier elemento nuevo que encuentren en su entorno.

En Navidad, esa nueva planta, ese árbol impresionante plantado en el salón, ese cascabel brillante sobre la puerta... todos esos elementos llaman poderosamente su atención, por lo que se convertirán en su nuevo entretenimiento. Es lógico y normal que utilicen su boca para probar o morder algunas hojas y/o tallos.

La mejor solución

Ante todo, la prevención. Dicho de otra manera, no lleves estas plantas a casa. Decora la casa con otros elementos navideños más seguros o con plantas y flores de plástico. Cierto es que podemos enseñar al gato a no tener contacto con este tipo de flores, pero esta es una estrategia de riesgo.

Los gatos no van a dejar de ser curiosos pese a que les vetemos ciertos comportamientos. Pasan mucho tiempo solos y el aburrimiento, el hambre o la falta de estímulos van a hacer de las suyas para que ellos decidan poner sus ojos en esa planta o árbol que puede tener consecuencias nefastas en su salud.