Noticias :

Publicidad

Un pastor belga se cuela en el recinto de una jirafa bebé enferma y sucede lo INIMAGINABLE

jirafa y perro dog-happy

La increíble amistad entre una jirafa moribunda y un pastor belga

© Shutterstock / Facebook

Encuentran a una jirafa recién nacida en pésimas condiciones de salud y la trasladan a un refugio animal, donde se encuentra con Hunter, un pastor belga que dejará a todos boquiabiertos. 

Por José Manuel Cano

Publicado el 09/12/19 5:30, Actualizado el 12/12/19 11:58

Viously

 

La impresionante amistad de una jirafa y un perro

 

Es muy bien conocida la buena relación que los perros pueden llegar a tener con otras especies como pájaros, gatos, ciervos e incluso hurones. Sin embargo, la amistad animal que relatamos a continuación no tiene comparación, quizás sea la más tierna relación entre dos seres de distintas especies que hemos escuchado hasta ahora. ¿O alguna vez viste a una jirafa acurrucarse con un pastor alemán? Correcto. Esta es la historia que necesitas escuchar.

 

 

El pastor belga Hunter cuida a la jirafa bebé

 

En esta ocasión conocemos a Hunter, un pastor belga que ejerce de perro guardián del refugio de animales The Rhino Orphanage, en Sudáfrica. Llegó allí hace unos años en condiciones lametables. Al parecer, fue abandonado poco después de nacer y un campesino lo encontró al borde del coma y severamente deshidratado. Aquel hombre lo trasladó al refugio y allí logró recuperarse adquiriendo a la vez un instinto protector realmente llamativo.

 

Su desempeño actual consiste en proteger a los jóvenes rinocerontes del refugio, sobre todo ahora que los cazadores furtivos están tan a la orden del día, pero algo le cambió en su manera de comportarse cuando llegó al refugio una pobre jirafa moribunda que fue encontrada en pésimas condiciones a los pocos días de nacer.

 

 

Tendrán que despedirse pronto

 

Desde que la jirafa llegó al refugio, el pastor belga de malinois no se ha separado un momento de ella. Su cariño resulta tan incondicional y sencillo que por momentos sobrecoge. Hunter incluso se niega a comer y observa atentamente las largas siestas de su nueva amiga. Hay fotografías en las que aparecen abrazados en algunas ocasiones. Esta amistad ha sobrepasado muchos límites.

 

Por suerte, la jirafa está recuperando las fuerzas poco a poco y parece que pronto podrá volver a ser liberada en la naturaleza. Va a ser un día bonito para todos los responsables del refugio, aunque a muchos les preocupa cómo va a reaccionar Hunter cuando sepa que tiene que decirle adiós a su amiga.