Publicidad

¿Los gatos pueden comer pescado, sí o no?

los gatos pueden comer pescado

Descubre si el pescado es tan bueno para los gatos como lo pinta la televisión.

© Pixabay

Durante años hemos visto en películas y en caricaturas que a los gatos les encanta el pescado, nosotros te decimos si es verdad o no que los gatos pueden comer pescado.

Por Santiago Flores

Publicado el

Probablemente una de las ideas más estereotípicas que existen respecto a los gatos, es que les encanta el pescado.

Sin embargo, ¿es cierta esta idea? ¿realmente el pescado es bueno para la dieta de los gatos o es mejor que no consuman este alimento?

Nosotros te decimos qué tanto conviene esta comida

¿Los gatos pueden comer pescado?

La respuesta general es que sí, pero debemos considerar muchos factores ya que, si nuestro gato come pescado y no lo hace en las condiciones óptimas, este alimento puede ser dañino para su salud.

El pescado puede ser una fuente decente de proteína para la dieta de tu gato, aunque no es lo mejor que sea su fuente principal de alimento

Antes que nada: NO le des este alimento crudo a tu felino

Tal y como nos señala la experta veterinaria Signe Munkevical, el pescado crudo es el lugar idóneo para el crecimiento de ciertas bacterias como el E. coli y la salmonela que pueden ser terribles tanto para nosotros como para nuestros gatos.

Otra recomendación es evitar los alimentos comerciales procesados que tienen como base el pescado. 

Por lo general, este tipo de alimentos están compuestos de desperdicios del pescado como huesos triturados, tripas y demás sobras que son altos en minerales como el magnesio y el fósforo, los cuales no son ideales para la dieta y salud de tu gato.

El atún, especialmente el enlatado, aunque es una fuente de omega-3, tampoco es una opción muy buena de pescado para los gatos.

Este alimento contiene altos niveles de sodio y en algunos casos de mercurio y microplásticos que pueden llegar a ser muy perjudiciales, por lo que si le das atún procura que sea de vez en cuando y en pequeñas cantidades, no como parte frecuente de su dieta. 

Si le das pescado a tu gato debes tomar ciertas precauciones. © Pixabay

¿Qué tipos de pescado pueden comer los gatos?

Ya que sabemos lo que se debe evitar, estos son algunos pescados que sí pueden ser comida para los gatos y sus beneficios (recuerda ¡nunca crudos!):

Anchoas

Las anchoas son una buena opción que carece grasa saturada y pueden encantar a tu gato por su sabor.

Solo recuerda que la mayoría vienen en aceite y esto podría hacer a tu gato ganar mucho peso, por lo que debes procurar drenar tanto aceite como sea posible.

Es muy importante verificar también que no estén saladas, pues la sal es uno de los alimentos perjudiciales para los gatos.

Sardinas

Este alimento es una excelente fuente de Omega-3, proteína y vitaminas, además de tener un sabor delicioso para los gatos. 

Solo recuerda no darle a tu gato este pescado en exceso ya que es alto en grasas; también evita dárselo crudo o si está enlatado, evitar que esté acompañado de tomate, ajo o cebolla.

Salmón

El mayor problema con este pescado es que es algo costoso, tanto para nuestros gatos como para las personas.

Pero si tienes la solvencia, el salmón es una comida recomendable, pues tiene múltiples vitaminas que le harán bien a tu gato, así como omega-3.

No se lo des ahumado o acompañado de especias que podrían hacerle daño y al igual que con todos los pescados, evita completamente darle salmón crudo a tu gato.

Bacalao, merluza y tilapia

Todos estos pescados también son aceptables y una buena fuente de proteínas y omega-3 para la dieta de los gatos, siempre y cuando estén cocinados y no tengan especias o ingredientes como la cebolla que pueden perjudicar al gato.

Además, en ciertas épocas estos pescados suelen estar a un precio económico, por lo que en ese sentido son una mejor opción que el salmón. 

Solo recuerda quitarles las espinas.

Cómo cocinar pescado para gatos

La regla general sería: entre menos mejor

Es decir, aunque nos la hemos pasado diciendo que el pescado no debe estar crudo, al mismo tiempo debemos evitar que esté condimentado para incluirlo en la dieta del gato.

El pescado se puede hornear, asar o hervir (dependiendo de su consistencia y de lo que le guste más a tu gato), pero nada más.

NO agregues cosas como sal o especias que pueden ser muy dañinas como el ajo y la cebolla. Aunque son indispensables en la comida humana, para la alimentación de los gatos no son nada recomendables.

¿Los gatos pueden comer huesos de pescado?

Finalmente, es necesario aclarar que la otra regla importante para darle pescado al gato, es que además de que no esté crudo NO debe de tener huesos, ya que podía lastimarse o asfixiarse muy fácilmente.

Ahora ya lo sabes, tu gato sí puede comer pescado, aunque recuerda que igual que con otros alimentos, lo ideal es solo sea como un bocadillo ocasional, no como su comida cotidiana, y con los cuidados necesarios.

Sí puede comer pescado, pero siempre con cuidado. © Pixabay
Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar