Publicidad

¿Qué es el gato de Schrödinger?

gato schrödinger

Te decimos lo que hay que saber sobre este enigmático felino.

© Pixabay

Uno de los planteamientos más interesantes sobre la física cuántica es protagonizado por un felino, nosotros te decimos en qué consiste.

Por Santiago Flores

Actualizado el

Existen muchos gatos famosos en diferentes medios: libros, cómics, caricaturas y películas. 

Por lo que casi ningún ámbito de la cultura humana se salva de estar representado de alguna forma por un felino.

Y en este caso ni siquiera la ciencia es la excepción, pues incluso la Física tiene a su propio michi famoso del que mucha gente probablemente ha escuchado hablar: el gato de Schrödinger.

Pero ¿quién es este gato exactamente y por qué es tan famoso? Nosotros de lo explicamos.

¿Qué es el gato de Schröndinger?

Primero que nada, es necesario aclarar que el gato de Schrödinger no es un gato en específico.

Es más, afortunadamente, no se trata de un felino real, sino que más bien es un michi hipotético, es decir, imaginario, que sirve para plantear una interesante paradoja que supone la mecánica cuántica.

Este felino fue ideado por el físico austriaco-irlandés ganador del premio nobel Erwin Schrödinger (de ahí el nombre del gato) en una interesante discusión con el famoso físico Albert Einstein.

Pero ¿por qué hablar de un felino imaginario? ¿Qué discutían Schrödinger y Einstein que fue necesario crear a este michi? 

Esta es la explicación.

Los michis han hecho grandes contribuciones a la ciencia. © Pixabay

El gato de Schrödinger: explicación

La mecánica cuántica es la rama de la física que estudia la naturaleza a escalas espaciales pequeñas, los sistemas atómicos y subatómicos.

Sin entrar en muchos detalles, una de sus teorías señala que estos elementos atómicos y subatómicos pueden encontrarse en una superposición cuántica.

Es decir, un cierto evento puede ocurrir y no ocurrir al mismo tiempo, en tanto no haya alguien que observe qué está pasando. 

Para ejemplificar esta situación increíblemente compleja fue que Schrödinger propuso un ejercicio mental que justamente involucra a este afortunado / desafortunado felino

La situación es la siguiente: 

Hay una cámara de acero que está cerrada (cuyo interior no se puede ver) con un gato adentro, un mecanismo que se activa cuando un átomo libera electrones y un frasco de veneno letal

Este mecanismo está atado a un martillo, por lo que si se activa, romperá el frasco matando al felino al instante

La paradoja radica en que no hay forma de saber si el átomo liberará o no un electrón y por lo tanto tampoco sabemos cuál es o será el destino del felino.

Ya que, de acuerdo con la mecánica cuántica la descomposición de este átomo permanecerá en superposición cuántica. 

Es decir, se descompone y al mismo tiempo no se descompone hasta que un observador externo sea testigo del evento y así colapse en alguna de las dos situaciones. 

Esto quiere decir que hay un 50% de probabilidad de que el gatito muera a causa por inhalar el veneno liberado por la activación del mecanismo.

Y hay un 50% de probabilidad de que el átomo no libera el electrón y por lo tanto de que el mecanismo nunca se active y de que el minino siga con vida

Por este motivo se considera que el experimento mental del gato Schrödinger plantear una paradoja cuántica en la que el felino está vivo-muerto al mismo tiempo

Una situación compleja. © Pixabay

Importancia del gato de Schrödinger

Primero que nada, hay que recordar que el científico Erwin Schrödinger jamás hirió a algún gato en su vida y que el experimento fue puramente hipotético, es decir imaginario. 

Si el científico decidió elegir a un gato para su ejemplo, muy probablemente se debió a que le gustaban estos peludos

Además de formar parte de una importante discusión sobre las paradojas planteadas por la mecánica cuántica, este felino imaginario se ha vuelto un referente importante de la ciencia en la cultura popular.

Series como The Big Bang Theory, Doctor Who, Futurama y hasta Phineas y Ferb han hecho referencia a este felino en más de una ocasión para hablar de paradojas o simplemente para hacer graciosas bromas aludiendo a la ciencia. 

Aunque el gato de Schrödinger no sea un felino real, sí es un michi muy importante para la historia de la ciencia y la cultura. 

¿Y tú qué opinas? ¿Cuál crees que sea el destino de este minino si abriéramos la cámara de acero?
Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar