Publicidad

Gatos sin cola: ¿por qué hay gatos que no tienen cola?

gato bobtail sin cola

Algunos gatos no tienen cola debido a una mutación genética

© Ievgeniia Miroshnichenko / Shutterstock

Cuando piensas en un gato, lo primero que te viene a la mente es orejas, bigotes, ronroneos y cola. Así que quizá te confunda encontrarte gatos sin cola. Descubre por qué algunos mininos carecen de colita.

 

Por Sindy Bustamante

Actualizado el

 

Aunque algunos gatos pueden no tener cola porque tuvo que ser amputada, por ejemplo, hay otros en los que esta característica es parte de su naturaleza

Los gatos usan su cola para comunicarse con otros gatos e incluso con los humanos, así como para mantener el equilibrio. Entonces, ¿cómo vive un gato sin cola?

Existen cinco razas muy famosas por tener una cola muy corta o inexistente. El manx es la única que por naturaleza carece de cola, debido a una mutación genética.

El bobtail americano, el cymric, el highlander y el bobtail japonés tienen una cola muy cortita, debido a un gen dominante de uno de sus padres.

Razas de gatos sin cola

Los gatos sin cola son resultado, la mayoría de las veces, de una mutación genética que hizo que sus colas sean tan cortas que no resultan visibles.

Esta mutación ha aparecido en diferentes lugares a través del tiempo, desde Japón hasta la Isla de Man, en Reino Unido.

El bobtail americano

El bobtail americano no carece por completo de cola y la longitud de esta varía en cada gato. El origen de esta raza gatuna es muy interesante.

El american bobtail desdiende de un gato de colita corta que pertenecía a una mujer llamada Brenda Sanders y a su esposo. El nombre del minino era Yodi y cuando se cruzó con Mishi, la gatita de los Sanders, se volvieron padres de la primera camada de gatitos bobtail americano, en los años sesenta.

Los gatitos de Yodi y Mishi tenían la cola corta y esto probó que se trataba de un gen dominante, pues solo Yodi presentaba esta característica.

Gatos sin cola: el bobtail americano. © Shutterstock

El bobtail americano es un gato cariñoso e inteligente. Este minino de apariencia salvaje es muy unido a su familia y le encanta jugar, tanto a las escondidas como a traer sus juguetes.

También disfrutan mucho cazar y puede que traigan insectos u otros animales a la casa. Es un felino que se lleva bien con los perros y con los humanos.

El cymric

El gato cymric, también llamado manx de pelo largo, tiene un físico único.

Existen fantásticas leyendas sobre el origen de esta raza. Una muy interesante cuenta que un manx estaba durmiendo la siesta cuando Noé llamó a todos los animales para que se subieran al arca.

El gato se despertó justo cuando Noé estaba cerrando la puerta del arca y la cerró accidentalmente sobre la cola del gato, cortándola por completo.

El primer cymric se registró en Canadá en la década de 1960. Algunos todavía los llaman manx de pelo largo y otros les han dado un nombre aparte: cymric (tomado de la palabra celta que significa galés).

Gatos sin cola: el cyrmic. © Shutterstock

El cymric es una raza cariñosa y le encanta estar rodeado de gente. A este dulce gato le encantará jugar con sus humanos o con quien esté dispuesto a convivir con él.

Esta raza es muy inteligente y le encantarán los retos, incluso es capaz de aprender trucos si su familia se toma el tiempo de enseñárselos.

El gato highlander

El highlander tiene un físico similar al de los gatos salvajes, con las orejas redondeadas y una cola muy pequeña, que los hace únicos.

Esta raza de gato fue creada en 2004, mediante el cruce de dos razas híbridas: el lince del desierto y el jungle curl. Llamado originalmente highland lynx, es un felino dócil y juguetón, que en realidad no tiene genes de gato salvaje porque se produjo a partir de dos híbridos.

En cuanto a su cola, es muy corta. Los gatitos nacen con una cola enroscada que puede medir unos cinco centímetros.

El highlander es una raza sorprendente: es un gato juguetón, confiado y cariñoso. Tienen mucha energía y necesitarán actividades para mantenerse entretenidos, por lo tanto, su familia debe asegurarse de jugar mucho con ellos

Gatos sin cola: el highlander. © Shutterstock

El bobtail japonés

El bobtail japonés es una raza rara con una larga y rica historia. Las pinturas y la literatura hablan de su existencia desde hace más de 1.000 años.

Al igual que su primo americano, el bobtail japonés puede ser de pelo largo o corto. En cuanto a su cola, es mucho más corta que la de otras razas, pero sí es visible.

El bobtail japonés es un felino inteligente, cariñoso y enérgico. A esta raza de gato le encanta estar con la gente y adora jugar.

Manténlo entretenido con juegos y actividades lúdicas, o acabará trepando por todas partes, saltando y, en general, dando lata. Esta raza tan inteligente puede aprender a responder a su nombre y también jugará a buscar o le traerá sus juguetes. El bobtail japonés se lleva bien con los perros y otros gatos.

Gato sin cola: el bobtail japonés. © Shutterstock

El manx

Los orígenes de este icónico gato sin cola se remontan a la Isla de Man, en Reino Unido.

Hace cientos de años, se produjo una mutación genética que hizo que uno o unos pocos gatitos de la Isla de Man nacieran sin cola. Como la población de felinos en la Isla de Man es tan pequeña, generaciones de endogamia hicieron que este rasgo se convirtiera en un nuevo gen entre los gatos locales.

Así, la razón por la que hoy podemos ver gatos manx sin cola es una mutación genética. Por lo tanto, los gatos manx pueden ser portadores de dos genes diferentes: uno para una cola completa y otro sin cola.

Tanto si el manx nace sin cola como si no, esta raza de gatos atrae no sólo por su físico único, sino también por su personalidad "como de perro".

Estos felinos son juguetones, inteligentes y fieles a sus humanos. En general, a los gatos manx les gusta estar con la gente, muestran características como la lealtad y el amor incondicional e incluso disfrutan de la compañía de perros y niños.

Gatos sin cola: el manx. © Shutterstock

Entérate de más cosas sobre el manx en este video:

¿Qué pasa si mi gato nació sin cola?

Los gatos pueden vivir sin cola. Sin embargo, los gatos utilizan su cola para comunicarse y equilibrarse.

Un gato con la cola intacta va a enviar y recibir señales con más claridad que un gato sin cola. Pero un gato pronto aprenderá a compensar la falta de cola, si carece de ella. Los gatos manx nacen sin cola y esto no les impide ser ágiles y amigables.

"La cola es el principal órgano de expresión emocional en los gatos", decía Aldous Huxley.

Algunos gatos, como los Manx, nacen sin cola debido a una anomalía genética y no suelen tener problemas de comunicación o equilibrio.

Lamentablemente, la anomalía afecta a otras partes de su esqueleto: el gen sin cola es dominante y deberá encontrarse con un gen de cola recesivo. Los criadores normalmente cruzan a un Manx con un gato con cola. Aun así, los gatos suelen tener problemas de columna u otros problemas médicos como resultado de sus diferentes genes.

¿Por qué los gatos nacen sin cola?

La razón por la que los gatos nacen sin cola es genética.

En efecto, es un gen dominante que puede tener un gato, una mutación originada por la endogamia con una pequeña población, como en la Isla de Man.

Un gatito puede nacer sin cola, el manx por ejemplo, o con una cola corta como el bobtail americano, el bymric, el bobtail japonés o el highlander.

¿Por qué hay gatos con cola corta?

El gen sin cola es dominante y cuando los criadores crían dos gatos entre ellos, tendrán que asegurarse de que para emparejar un gen sin cola con un gen recesivo. Al cruzar dos genes sin cola, el embarazo no suele llegar a buen término.

De hecho, hay muchos gatos manx que tienen un problema médico debido a esto, llamado precisamente síndrome de manx. Los gatos sin cola que tienen un gen recesivo no tienen problemas de salud asociados.

Estos gatos sin cola, también llamados razas de cola corta natural, suelen ser sanos y resistentes y se han adaptado a un entorno natural por sí mismos a pesar de su físico inusual.

El manx es la única raza de gato que nace sin cola. Por otra parte, las razas bobtail naturales pueden tener colas cortas, en forma de sacacorchos o de cola de conejo, pero sus colitas siempre serán pequeñas ya que tienen menos vértebras que las razas de cola larga.

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar