Publicidad

Por qué mi gato siempre quiere estar conmigo: ¡estas son las razones!

por que mi gato siempre quiere estar conmigo

¿Tu gato es un encimoso?

© Jaromir Chalabala / Shutterstock

Algunas personas creen que los gatos son ariscos y huraños, pero lo cierto es que no siempre es así. Incluso hay gatos que se pasan de cariñosos y están siempre pidiendo la presencia de su familia humana. ¿Tu gato siempre quiere estar contigo? ¡Te explicamos los posibles motivos!

Por Jade del Arco

Actualizado el

Aunque tienen fama de ser animales de compañía a los que no les gusta la compañía, no todos los mininos son iguales.

Existen felinos que no se despegan de su persona favorita, algo que nos incita a preguntarnos cuál es la razón de que tu gato quiera estar siempre a tu lado. ¿Es normal? 

Una cosa es que tu gato se acerque de vez en cuando a pedirte apapachos, ¡normal! Pero otra bien distinta, que no se separe literalmente de ti. Esto, lejos de lo que pueda parecer, no tiene necesariamente que estar relacionado con el amor que tu gato siente por ti. 

Aunque hay algunos signos que son inequívocos de que tu gato te quiere, un exceso de demanda de atención puede ser también el síntoma de un problema: el llamado síndrome de hiperapego. 

¿Por qué mi gato siempre quiere estar conmigo? 

Según un artículo publicado por AVEPA, la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales, el hiperapego es “un lazo emocional entre un humano y su mascota, tan intenso, que produce un perjuicio tanto físico como psicológico para ambos”.

¿Tu gato no te deja ni trabajar? © Sharomka ​​​​​​/ Shutterstock

Algunos de los motivos por los que puede llegar a darse esta situación son los siguientes: 

  • El gato fue separado demasiado pronto de su mamá (si le diste biberón, se apegará a ti como si fueras su madre). 
  • Estrés del animal debido a algún trauma en su vida felina. 
  • En ocasiones puede ser el resultado de un trauma no resuelto en la vida del dueño'', explican desde AVEPA, lo que provoca ese comportamiento en el felino. 

Pero el hecho de que tu gato sea de repente más cariñoso, no siempre tiene que ser un indicativo de que algo anda mal.

Las gatas, por ejemplo, podrán cambiar de comportamiento con el celo. Los cachorritos, con el paso del tiempo. 

Puede que tu gato sea, simplemente, cariñoso; que esté pidiendo tu atención o que tenga alguna otra patología y sea su forma de hacértelo saber. 

La misma asociación de expertos pone dos ejemplos que hacen ver, de forma más clara, cuánto puede influir el comportamiento del humano en la dependencia de su gatito: 

  • "Un gato desvalido y nervioso que es adoptado por una persona tremendamente solícita y protectora, desencadena una cascada de emociones que termina en una relación de hiperapego". 
  • "El mismo tipo de propietario que adopta un gato inteligente y sensible; en este caso el animal suele desarrollar una permanente necesidad de atención que al final se traducirá en una relación de hiperapego".

Síntomas del hiperapego en gatos

Algunos de los siguientes síntomas pueden ser un indicativo de que tu gato tiene hiperapego; aún así, ante la duda, lo mejor es consultar con tu veterinario

  • Va detrás de ti continuamente.
  • Maúlla o ronronea para llamar tu atención.
  • Se frota contra ti.
  • Te despierta mientras duermes.
  • Pérdida de peso y cambio de carácter.

¿Por qué mi gato duerme conmigo? 

Que tu gato venga a domir contigo puede confundirse con un síntoma de hiperapego.

Sin embargo, según la Auxiliar de Veterinaria, Yanira Rodríguez, en declaraciones para Wamiz, el hecho de que un gato duerma contigo suele estar motivado, una vez más, por el propio comportamiento del humano. 

Si invitamos al animal a que nos acompañe por la noche, podría tomarlo como costumbre, más como consecuencia de nuestro apego que del suyo propio. 

Tu gato tiene razones para querer dormir a tu lado ©  DJTaylor /Shutterstock

¿Por qué mi gato ronronea cuando está conmigo? 

Uno de los síntomas del hiperapego puede ser el ronroneo, no obstante, la misma experta explica que hay muchos motivos por los que tu gato puede hacerlo: 

  1. Si se encuentra mal o enfermo.
  2. Si tiene estrés.
  3. Para distraer o tranquilizar a sus oponentes en una pelea.
  4. Si quiere algo de ti.
  5. Si está feliz y quiere jugar.
Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar