Publicidad

¿Es grave si mi gato maúlla al hacer popó?

gato maulla al hacer popo

¿Es normal que mi gato maúlle cuando hace popó?

© Andrey_Kuzmin / Shutterstock

¿Tu gato maúlla cada que hace popó y te preguntas si es algo normal o deberías llevarlo al veterinario? La veterinaria nos explica todo.

Por Dr Holly Graham BVMedSci BVMBVS MRCVS

Publicado el 14/07/21 14:34

Muchos gatos maúllan cuando va al arenero, y puede presentar comportamientos inusuales justo después, como ponerse a correr por la casa.

En ocasiones, esto puede deberse a que hay un problema de salud. Te contamos por qué tu gato maúlla cuando hace popó. 

¿Por qué mi gato maúlla al hacer popó? 

Hay varios motivos por los que un gato puede maullar o ponerse a correr por ahí después de haber hecho sus necesidades en el arenero. Algunas de las teorías hablan de que a ellos mismos les molesta el olor. 

También puede tener que ver con el instinto de supervivencia (para huir o ahuyentar a otros en un momento en el que son vulnerables); o, simplemente, porque no se han podido limpiar bien…

No obstante, también pueden darse razones médicas por las que tu gato maúlla al orinar o hacer popó en su arenero.  

¿Es normal que los gatos maúllen cuando hacen popó? 

¿Notas que tu gato tiene molestias al hacer popó? ©Andriy Blokhin / Shutterstock 

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la respuesta es sí. Es normal que un gato haga ruido cuando está en el arenero. Pero, si normalmente no lo hacía y, de repente, ha empezado a hacerlo, deberás observarlo bien: puede ser el primer síntoma de un problema. 

¿Qué hago si mi gato maúlla después de ir al baño?

Lo primero que debes hacer si sospechas que algo no anda bien es checar el arenero. Verifica si las heces son demasiado duras, demasiado blandas, si hay sangre… En general si presentan alguna anomalía.

Comprueba también que el animal no presente enrojecimiento, hinchazón o alguna otra singularidad en la zona anal. En caso de que se den algunas de las situaciones anteriores, consulta con el veterinario

Es importante revisar el arenero para saber que todo anda bien © gaikova / Shutterstock 

Otros motivos por los que tu gato maúlla mucho 

Hay gatos más ruidosos que otros y muchos motivos por los que pueden hacer este sonido. A continuación, analizamos algunos. 

Estrés y aburrimiento

Los maullidos pueden ser síntoma de frustración o estrés. Aunque también puede que tu minino solo esté aburrido y quiera llamar tu atención o jugar. También puede haber notado algún cambio en su entorno (estas situaciones de estrés se pueden dar en las mudanzas, viajes o cambios en el hogar), o un simple ruido extraño. 

El humano de un gatito lo conoce mejor que nadie, solo tú podrás saber si se trata de un problema o si, por el contrario, tu gato es y ha sido siempre muy platicador. 

Solo busca llamar la atención 

Puede que solo tenga hambre o busque llamar la atención por cualquier motivo. Los gatos no utilizan el maullido para “hablar” entre sí, sino que lo han desarrollado para llamar la atención de los humanos. 

Si no le haces caso a la primera, puede que intensifique el maullido; especialmente por la noche cuando todo está en calma. Para evitar estas situaciones, déjale juguetes con los que pueda entretenerse mientras duermes. 

Está en celo 

Es cierto que los gatos, las gatas más bien, se pueden volver más ruidosas cuando están en celo, aunque muchos humanos no se darán ni cuenta porque normalmente se les esteriliza antes de su primer celo. Si no es el caso de tu minina, tal vez deberías planteártelo. 

Además, los gatos macho, si no están esterilizados, también hacen este ruido cuando están cerca de una hembra en celo. 

Ha envejecido 

Los gatos mayores se suelen volver más ruidosos. Algunos problemas derivados de la edad pueden provocar estos maullidos en forma de queja o dolor. También, como sucede en los humanos, pueden demandar más atención y sentirse más tristes en esta época de su vida felina. 

Mira aquí todo lo que necesitas saber sobre los cuidados de gatos ancianos

¿Por qué mi gato maúlla al orinar? 

¿Por qué le duele a tu gato cuando orina? © P Stock

Las infecciones del tracto urinario, la cistitis y las obstrucciones pueden presentarse en los gatos con frecuencia, especialmente en los gatos de interior y los que tienen sobrepeso. 

La cistitis felina, al igual que en los humanos, es muy dolorosa, por lo que puede que tu gato vaya al arenero con más frecuencia de lo normal e, incluso, haya pequeñas gotas de sangre en la orina. 

Si sospechas que tu gatito puede estar pasando por este mal trago, acude al veterinario, este tipo de infecciones no tienen por qué ser difíciles de curar.

No obstante, si tu gato no puede orinar, o no acudes a un especialista, puede desarrollar problemas graves de orina como la obstrucción del tracto urinario o urolitiasis. Esta patología puede llegar a causar la muerte de tu mascota, por lo que la observación es fundamental. 

Todos estos problemas pueden provocar el maullido del animal cuando está en su arenero. 

Glándulas anales inflamadas en los gatos

Las glándulas anales (o sacos) se encuentran a ambos lados del ano del gato y producen un líquido que desprende un olor desagradable cuando hacen sus necesidades; también cuando marcan o cuando se asustan.

La mayoría de los gatos no tienen problemas para exprimirlas pero, a veces, el líquido es demasiado espeso para salir por el pequeño orificio por sí solo. Si se deja ahí, puede infectarse. Esto puede provocale hinchazón y dolor, por lo que deberás acudir al veterinario.