Publicidad

Las razas de gatos pequeños que se quedan chiquitos para siempre (FOTOS)

gato pequeño espejo

Un adorable gatito munchkin, muy pequeño

© Dasha Parfenova / Shutterstock

Si te gustan los gatos, seguramente tienes debilidad por los más pequeñitos. Aquí te contamos qué gatos se quedan chiquitos toda la vida.

Por Mónica González

Publicado el 14/06/21 14:28

Aunque sabemos que el amor por un animalito no viene de su aspecto físico, puede ser que tengas preferencia por alguna característica gatuna. Que si te gustan los gatos negros, los rayaditos… A menudo, una de las características importantes para mucha gente, es el tamaño.

Los gatitos son adorables y necesitan menos espacio que las razas gigantes

Pero, ¿por qué hay gatos pequeños que no crecen? Y, ¿cuáles son las razas pequeñas de gatos?

¿Cuál es la raza de gatos que no crece?

Algunas razas de gatos domésticos tienden o están específicamente criados para quedarse pequeños siempre.

Aunque al quedarse como gatos pequeños resultan muy adorables, porque parecen bebés siempre, hay que tomar en cuenta que para algunos mininos, estas manipulaciones tienen efectos en su salud y deben pagar el precio de estas modificaciones a su naturaleza.

Aquí te presentamos 10 razas de gatos pequeños que tienden a quedarse siempre así. Pero antes de animarte a tener uno de ellos, infórmate bien sobre todo lo que implica esta elección, el estilo de vida que requiere el gatito y los riesgos que el tamaño mini implica para su salud.

Raza de gatos pequeños

El munchkin

La raza munchkin es relativamente reciente y se le reconoce fácilmente por sus patas muy cortas y anchas, resultado de una mutación genética.

Aunque su carita es puro amor, el munchkin suele levantar controversias, porque estos gatos pequeños son una raza con problemas de salud y de movilidad.

Un hermoso munchkin atigrado. © SV_zt / Shutterstock

El singapura

Considerado como la raza de gato más pequeño del mundo, el singapura tiene un manto atigrado de pelo corto. Cariñoso y juguetón, el singapura necesita compañía y es muy platicador.

Los grandes ojos verdes son una característica del singapura. © Jaroslaw Kurek / Shutterstock

El gato Van turco

Originario de Turquía, como su nombre lo indica, el gato van turco puede tener pelo de semi largo a largo. Este gato pequeño no es muy común fuera de su región de origen, pero es un gato muy cariñoso y le gusta jugar.

Como dato curioso, a este michi le encanta el agua.

Un esponjoso gato van turco. © Lea Rae / Shutterstock

El curl americano

El curl americano es fácil de distinguir por sus orejitas de media luna. Es originario de Estados Unidos y llegado a la edad adulta sigue siendo de un tamaño mediano, por lo que se le considera uno de los gatos pequeños.

Le encanta ser el centro de atención y hacer payasadas y por ese mismo carácter no soporta estar solo.

Las orejas del curl americano son muy características. © Linn Currie / Shutterstock

 El Devon rex

Su complexión lo ubica sin duda entre los gatos pequeños; el Devon rex tiene una cabeza algo grande, las orejas grandes también y un cuerpo menudo y delgado. Su pelo es corto y rizado, por lo que su aspecto es verdaderamente inconfundible.

Cuidado si te decides por uno de estos michis, porque los Devon rex no toleran la soledad.

Los devon rex tienen el pelo corto y aterciopelado. © Veera / Shutterstock

El minuet o Napoleón

Se trata de una raza de gatos pequeños muy reciente, resultado de la cruza entre persa y munchkin. Es un minino dulce, juguetón y cariñoso, de tamaño mediano cuando es adulto y que puede tener pelo tanto corto como largo.

Un hermoso gato Napoleón. © Dave's Domestic Cats / Shutterstock

El lambkin

Resultado de una cruza de munchkin y selkirk rex, los lambkin son gatos pequeños de patas cortas y pelo ligeramente rizado, que debe su nombre a su parecido con un borreguito (lamb, en inglés). Es una raza muy poco común y poco reconocida en el mundo.

El dwelf

Resultado de una cruza de sphinx, munchkin y curl americano, el Dwelf es otro de los gatos pequeños originario de Estados Unidos y es una raza muy reciente, que se caracteriza por por su tamaño pequeño y sus orejas redondeadas. Igual que el lambkin, es una raza poco reconocida oficialmente.

¿Qué tal las orejas del dwelf? © Jenni Ferreira / Shutterstock

El korat

Estos gatos pequeños son originarios de Tailandia y tienen una cara adorable en forma de corazón y ojos grandes. Tierno y reservado, este minino no sobrepasa la talla mediana y es muy fiel con sus humanos.

El pelaje gris del korat es puro terciopelo. © Gino Santa Maria / Shutterstock

El skookum

¿Te preguntas cómo se llama el gato más pequeño del mundo? Pues el sookum, una raza muy poco conocida, es considerado uno de los gatos más pequeños del mundo. 

Originario de Estados Unidos, la raza no tiene todavía un estándar oficial, porque sigue siendo experimental. Tierno y afectuoso, el skookum tiene buen carácter, pero también es a veces especialmente activo.

El pelo suave del skookum es adorable. © Linn Currie / Shutterstock
Y tú, ¿qué piensas de estas razas de gatos pequeños que se quedan chiquitos para siempre? ¡Cuéntanos en el foro!