Publicidad

¿Una mordida de gato es peligrosa?

gato muerde brazo

Un gatito muerde el brazo de su humano

© alexdov / Shutterstock

En general, una mordida de gato no causa problemas graves de salud, pero conviene saber cuáles son los riesgos. Te los ennumeranos a continuación.

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 08/06/21 14:29

Los gatos, por más cariñosos o sociables que sean, no dejan de ser felinos, y en determinadas circunstancias pueden tirar una mordida. Ya sea por juego, porque se sienten amenazados, o por otras razones, podemos acabar con esos afilados dientitos clavados en la piel.

Las consecuencias de una mordida de gato son diferentes a las de una de perro, porque son más profundas y  en ciertos casos, pueden contagiarnos algunas pequeñas infecciones.

¿Qué tan peligrosa es una mordida de gato?

Aunque su mandíbula no es tan fuerte como la de un perro, los dientes del gato son mucho más afilados, por lo que pueden desgarrar la piel más fácilmente.

Por su naturaleza de felinos, los colmillos de los gatos, afilados, curveados y largos, están hechos para penetrar en en los músculos, causando posibles daños en los tendones, nervios y vasos sanguíneos de sus víctimas.

Mordida de gato: tratamiento

Las acciones que debes tomar ante una mordida van a variar dependiendo de la intensidad, de la gravedad de la modedura y del gato que te haya mordido. Sin embargo, hay tres puhntos que siempre son útiles:

  • Lávate las manos con agua y jabón antes de tocar la herida. Si otra persona va a ayudarte, asegúrate de que tiene las manos limpias.
  • Si la mordedura está sangrando, pon una gasa o un paño limpio y haz presión para detener el sangrado. Por lo general, el sangrado provocado por una mordida de gato se detiene tras unos minutos, pero si te resulta imposible detener el flujo de sangre, acude a recibir atención médica.
  • En cualquier caso, es buena idea que un médico revise la herida para descartar cualquier posible problema.
Un gato puede lanzar una mordida si se le acaba la paciencia. © Daria Kulkova / Shutterstock

¿En qué casos debo ir a urgencias tras una mordida de gato?

Si detectas alguno de los siguientes síntomas, es importante que te revise un médico cuanto antes:

  • Signos evidentes de infección (pus, cambio de color en la piel, inflamación intensa).
  • Dolor e inflamación que aumentan sin parar.
  • Sensación de calor en la zona de la mordedura, así como enrojecimiento de la piel alrededor de la mordida.
  • Fiebre de más de 37º.

¿Qué infecciones puede causar una mordida de gato?

En raros casos, ciertos gatos pueden contagiar una infección llamada bartolenosis, a través de su mordida o incluso con un simple rasguño.

Esta infección es causada por la bacteria Bartonella henselae y es conocida en medicina como la enfermedad del rasguño de gato (o del arañazo de gato). Se caracteriza por una fiebre moderada y un malestar general, que se quitan a los pocos días sin necesidad de antibióticos. La infección no se contagia entre humanos.

Las mordidas de gato no suelen causar problemas graves. © son Photo / Shutterstock

¿Me puede dar rabia por una mordida de gato?

La rabia transmitida de animales de compañía a humanos está erradicada desde hace años en México, por lo que es muy poco probable que una mordida de gato pueda transmitir la rabia, inlcuso si fue un gato callejero o feral el que te mordió.

La rabia es una enfermedad muy grave en los gatos, que suele conducir a la muerte del animal. En el muy remoto caso de que un gato con rabia te mordiera, sería efectivamente a través de su saliva que se transmitiría la enfermedad, pero como hemos mencionado, los casos de transmisión de rabia de perros y gatos a humanos en México no suceden desde hace años.

Cómo prevenir una mordida de gato

Es importante no perder de vista que un animalito, por más que sea sociable, puede molestarse en algún momento y soltar una mordida o un arañazo. Si se trata de nuestro minino, solo hay que aprender a entender su lenguaje corporal, para saber cuándo está molesto, cuándo tenemos que dejar de acariciarlo y cuándo necesita su espacio, para evitarnos malos rato.

Si estamos en contacto con gatos ferales o de la calle, hay que tener más preocauciones, pero tampoco es que representen un gran riesgo.

En todo caso, si un gato te muerde, es necesario considerar la posibilidad de recibir la inyección del tétanos, que te pueden aplicar en hospitales públicos, centros de vacunación, farmacias y médicos privados.

🧐 Referencias: Adiestra a tu gato, de Sarah Ellis (Kitsune Books) & Entiende a tu gato, el lenguaje secreto de los gatos, de Santiago Caraballo (Anaya).