Publicidad

Patitas de gato: c贸mo cuidarlas y protegerlas

patitas

No descuides sus patitas.

© Pixabay

Nosotros te decimos como cuidar correctamente las patitas de tu gato y por qué son tan importantes. 

Por Santiago Flores

Publicado el 03/06/21 14:28

Las patitas de un michi son fundamentales, pues les sirven para hacer un montón de cosas
moverse sigilosamente, escalar, cazar, defenderse, marcar territorio rascando y, por supuesto, jugar.

Por eso, es súper importante aprender la mejor forma para cuidar las patitas de nuestros gatos.

Nosotros te decimos tres aspectos fundamentales para lograrlo: 

Ciudados de las uñas de tu gato

Las uñas son importantísimas para los gatos, pues son su medio de cacería, de defensa y de marcar el territorio. 

Estas son las claves para mantener bien las uñas de tu michi:

No a la desungulación

Por nada del mundo vayas a desungular a tu felino, esto es, remover sus uñas completamente.

Ya que, según The American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA), esta es una forma de mutilación que puede afectar muy negativamente su salud.

Corta sus uñas

A diferencia de la desungulación, este proceso no es doloroso para los gatos, si se hace correctamente es como cortar nuestras propias uñas.

Esto es necesario porque si un felino tiene las uñas demasiado largas, estas pueden rozar con el piso y astillarse o se puede llegar a atorar en ropa, cortinas y otras telas. 

Si tu gato sale de casa con frecuencia no te recomendamos que le cortes demasiado las uñas o no tendrá una buena forma de defenderse.

Comprar un rascador

Además de que esto ayudará a que deje en paz tus muebles, un rascador servirá para que tu felino desgaste naturalmente sus uñas. ¡Son un accesorio esencial para las patitas de gato!

Las uñas son parte esencial del cuidado de sus patitas. © Pixabay

Cómo cuidar las patitas de tu gato: las almohadillas

Las famosas “gomitas” que equivalen a nuestras palmas de pies y manos, son vitales para los gatos porque les permiten percibir varias cosas de su ambiente.

Además, esta es de una las partes del cuerpo por las que principalmente sudan, lo que les permite regular su temperatura

Estos son algunos de los aspectos a considerar para cuidar las almohadillas y, por lo tanto, mantener esas patitas de gato muy sanas: 

Masajear sus patitas

Esto sirve tanto para limpiar las almohadillas como para cortar sus uñas ¿por qué?

La respuesta es simple: esto ayudará a tu gato a relajarse cada vez que necesites acceder a sus patas, debes tomarlo cuando esté más tranquilo, masajearlas y de preferencia darle un premio al final.

Así, asociará el que corten sus uñas o limpien sus almohadillas con momentos placenteros y todo el proceso se volverá más sencillo.

Cortar exceso de pelo

El pelo suele crecer demasiado en la parte inferior de las patas (entre las almohadillas) si el gato es de pelo largo, por lo que hay que recortar este exceso para evitar que a nuestro michi se le hagan nudos o se atore al caminar. 

Hay que cortar el exceso de pelo entre las almohadillas. © Pixabay

Revisar las patas

Esto aplica especialmente para los gatos que salen de casa, ya que al andar por diferentes terrenos pueden a llegar a herirse con vidrio, metal, madera y otros materiales.

La ASPCA, indica que es fundamental revisar sus patitas de gato a fondo con regularidad para verificar que no tengan alguna herida o algún elemento del ambiente que les pueda hacer daño.

Limpiar sus patitas

Una vez revisadas y sin exceso de pelo no está demás limpiar las patas de nuestro gato con un trapito húmedo y lavado.

Así podremos remover sustancias químicas que se les llegan a adherir y pueden ser nocivas para su salud y si el gato no sale, mantener el piso de nuestra casa constantemente limpio también ayuda mucho.

Cuida sus gomitas. © Pixabay

¿Cómo humectar las patas de mi gato?

Con las uñas cortas y las almohadillas limpias, el último paso a seguir es la humectación de las patitas.

Las almohadillas se pueden resecar y agrietar fácilmente debido a cambios bruscos de temperatura y al contacto con superficies ásperas.

Pero la solución es muy sencilla, basta con que, durante el masaje de patitas, hidrates las almohadillas con cremas especiales para ello (puedas conseguirlas con el veterinario).

O si no tienes de estas cremas también puedes utilizar vaselina regular de la que venden en la farmacia y aplicarla de 2 a 3 veces por semana.

Ahora sí, con todos estos consejos ya no hay pretexto para no mantener perfectas las patitas de tu michi.

Te lo agradecerá. © Pixabay
¿Tienes más dudas sobre el cuidado de las patitas de gato? ¡Pregunta en el foro!