Publicidad

Cómo hacer arena para gatos en casa

arenero

Hay muchas alternativas. 

© Shutterstock / New Africa

Si ninguna de las opciones del mercado te convence, nosotros te decimos cómo hacer tu propia arena para gatos.

Por Santiago Flores

Publicado el 20/06/21 14:23

Todos los dueños de gatos del mundo saben que uno de los aspectos más importantes que hay que considerar al tener un felino es el lugar donde hará sus necesidades.

Pero la arena para gatos suele ser costosa y poco ecológica y por eso mucha gente está en busca de otras alternativas.

Por eso, en Wamiz te decimos cómo puedes hacer tu propia arena para gatos, para que así te puedas ahorrar un buen dinero y de paso ayudar al medio ambiente.

¿Cómo hacer arena para gatos en casa?

A continuación, las opciones entre las que puedes elegir para sustituir la arena convencional de tu gato.

Tiras de periódico

Este material se ha vuelto popular últimamente entre los amantes de los gatos como una alternativa económica para que los michis hagan del baño.

Solamente debes seguir estos pasos:

  1. Cortar mucho, mucho periódico en muchas tiras delgadas.
  2. Remojar las tiras en agua con un poco de detergente biodegradable y dejarlas secar.
  3. Una vez secas, cubrir las tiras con un poco bicarbonato de sodio.
  4. Llenar el arenero 5cm con estas tiras.

Ventajas:

  • Es una opción económica.
  • Es sencilla de preparar.
  • Es buena para el medio ambiente.

Desventajas:

  • No absorbe tan bien la orina.
  • Se humedece fácilmente.
  • Se requiere de mucho periódico.

Arena natural

Siempre está la opción de utilizar arena regular como la que se usa en construcciones y se vende en ferreterías para llenar el arenero de tu gato.

Esta opción sigue siendo bastante más ecológica que la arena para gatos que por lo general contiene componentes dañinos para el medio ambiente.

Pero, por nada del mundo uses arena de playa, ya que esto afecta terriblemente al medio ambiente.

Ventajas:

  • Es fácil de conseguir.

Desventajas: 

  • No es aglomerante.
  • No tapa olores, si no se limpia puede ser antihigiénica.
  • Se adhiere a las patas de los gatos, lo que ensucia la casa.
Es cuestión de experimentar opciones. © Shutterstock / Africa Studio

¿Cómo hacer arena ecológica?

Estas dos opciones son todavía más eco-friendly que las anteriores: 

Aserrín

Según la revista Scientific American, el aserrín es una de las alternativas más ecológicamente amigables y puede funcionar muy bien para retener olores y aglomerar la orina.

Así es como lo puedes utilizar:

  • Consigue este material en una carpintería, solo no compres aserrín de colores porque puede contener químicos dañinos para tus gatos.
  • Hierve un poco de bicarbonato de sodio en agua y espera a que enfríe.
  • Rocía el aserrín con esta mezcla para limpiarlo y volverlo más absorbente. 

Ventajas:

  • Es una alternativa bastante ecológica.
  • Si buscas con calma también puede llegar a ser muy económica.

Desventajas:

  • No en todos lados se puede encontrar este material con facilidad.
  • Si tu gato tiene problemas respiratorios este material le puede hacer daño.

Trigo

El trigo también es recomendado por Scientifica American y es de las opciones más amigables para el medio ambiente.

Esta alternativa es 100% ecológica, sobre todo si se compra trigo orgánico.

Para utilizar el trigo solo hay que hacer lo siguiente:

  • Comprar el trigo en cualquier mercado y molerlo finamente, pero sin que llegue a hacerse harina.
  • Esparcir el trigo en el arenero más una pizca de bicarbonato para controlar los olores.

Ventajas:

  • Es súper ecológico.
  • Sigue siendo más económico que algunas arenas comerciales.

Desventajas:

  • Molerlo no siempre es tan fácil y accesible para todos, esta opción probablemente sea de las que consuman más tiempo en preparar.
  • Tienes que verificar que gato no sea alérgico al gluten.
Hay muchas opciones ecológicas. © Shutterstock / MelodicinD

¿Cómo hacer arena aglomerante?

Un defecto que tienen la mayoría de estas alternativas es que no son aglomerantes.

Afortunadamente algunos de estos casos tienen solución: el aserrín es la opción que naturalmente sí aglomera, por lo que no requiere mucho más trabajo.

En el caso del trigo se puede añadir un poco de harina de maíz a la mezcla y esta ayudará a absorber mejor la orina.

En el caso de la arena natural, se puede mezclar con un poquito de arena para gato y cubrir esta necesidad, pero recurriendo lo menos posible al producto comercial. 

Ahora ya sabes, si buscas ahorrar algo de dinero o ser eco-friendly estas son buenas opciones para hacer tu propia arena para gatos.

Y tu, ¿qué tipo de arena usas? ¡Cuéntanos en el foro!