Publicidad

Cómo saber si una gata está embarazada: síntomas que lo indican

gata embarazada acostada

Una gatita embarazada descansando

© Natalya Erofeeva / Shutterstock

Si tu gata no está esterilizada y has notado que su pancita está más voluminosa, puede ser que esté embarazada. Nuestra veterinaria nos explica cómo detectar el embarazo gatuno.

Por Tonatzin Rojas

Publicado el 30/03/21 14:25

¿Sospechas que tu minina pudiera estar gestante? Te explicamos cómo podrías saber si tu minina está embarazada. 

Para empezar, es importante que conozcamos un poco sobre el ciclo reproductivo felino. Su ciclo hormonal es regulado principalmente por el fotoperiodo, es decir, que está relacionado con la luz solar.

El periodo fértil de las gatas se presenta de manera repetida en las estaciones del año donde las horas luz son mayores, normalmente en primavera-verano, aunque se han reportado casos en las gatas ciclan todo el año, debido a que están expuestas a la luz artificial.

En general, el ciclo de fertilidad de las gatas tiene un intervalo de 14 a 30 días dependiendo también de la zona geográfica.

¿Cómo saber si mi gata está embarazada? 

En las primeras 3 semanas después del apareamiento es difícil ver un cambio significativo en las gatitas.

Sin embargo, pasado este tiempo podemos notar uno de los primeros síntomas de una gata embarazada: sus pezones se vuelven más prominentes y rosados, su abdomen comenzará a verse más abultado y con ello, tendrá un aumento significativo de peso semana a semana. 

Pero para tener total certeza, es necesario el diagnóstico de un profesional, así que debes llevar a tu gatita con el veterinario.

El diagnóstico de gestación es por medio de ultrasonido y se puede realizar a partir del día 18, pero será más preciso a partir del día 30 después de que se apareó.

Recuerda que el embarazo felino dura en promedio 60 días y que los mininos tienen entre 3 a 5 gatos por camada.

El ultrasonido es la mejor forma de estar seguros. © Ermolaev Alexander / Shutterstock

¿Cómo saber si una gata esta embarazada o gorda? 

Muchas veces, la pregunta es si tu gatita está embarazada o simplemente subió de peso por otra razón.

Cuando las michis están embarazadas, el tronco y el cuerpo permanecen siempre del mismo tamaño, lo único que va creciendo es la zona abdominal y las tetas, además de comenzar a producir leche.

Por el contrario, si una gata tiene sobrepeso u obesidad, todo el cuerpo aumenta de tamaño. y no únicamente el vientre. Además, sus pezones no estarán abultados ni se verán de un tono rosa más intenso, sino que seguirán como siempre.

¿A qué edad puede quedar embarazada una gata? 

Una gata puede quedar gestante una vez entrada la pubertad: en las felinas esta etapa de la vida está condicionada por ciertos factores como son: 

  • Ambientales: Geolocalización y exposición de horas luz al día.
  • Genéticos:  Las razas de pelo corto como el siamés son más precoces que las de pelo largo como el persa
  • Nutricionales: Al primer celo, las felinas tienen un peso entre 2.3 a 2.5 kilos aproximadamente.

En la mayoría de los casos, este período comienza entre los 6 y 9 meses de edad y a partir de ese momento, las gatitas pueden reproducirse en algunos casos hasta los 14 años.

¿Cómo saber si mi gata se apareó?

No es fácil estar seguros de si nuestra gata se apareó o no, lo que sí podemos hacer es familiarizarnos con su ciclo, para evitar en lo posible que se aparee si no queremos hacernos cargo de una camada de gatitos.

El ciclo estral se divide en 4 etapas, pero solo en las dos primeras las gatas muestran ciertos comportamientos que podrían indicarnos que nuestra gatita hembra se encuentra en celo. 

Etapa 1: Proestro

Tiene una duración de 1 a 2 días y los síntomas son discretos, así que a veces pasa desapercibido.

En algunas gatas puede haber una ligera secreción en la vulva, la frecuencia de orinar se verá aumentada e inclusive llegan a orinar en lugares donde antes no lo hacían; su comportamiento será más amistoso y se frotaran en cualquier objeto, incluyendo nuestro cuerpo, para esparcir sus feromonas, maullarán para atraer a los machos pero no aceptarán la monta.

Una gatita embarazada. © Oleksandr Lytvynenko / Shutterstock

Etapa 2: Estro

Dura entre 6 a 10 días, en los cuales aumentará el número y frecuencia de los maullidos, se vuelven más inquietas y algunas felinas dejan de comer; su vulva puede llegarse a ver más grande de lo habitual.

En esta etapa nuestra gata aceptará al macho y por ende la cópula, durante la cópula el macho llega a morder el cuello de la hembra para sostenerse, por lo que en su pelaje podríamos observar saliva.

El periodo de receptividad llega a durar hasta 36 horas y puede haber más montas con otros machos existiendo así la probabilidad de tener una camada de diferentes padres.