Publicidad

Enséñale a tu gato a usar el rascador en 3 pasos

gato rayado rascador

Cada gato de la casa debe tener su propio rascador

© 5 second Studio / Shutterstock

Rascar y arañar es una conducta natural de los gatos, pero a los humanos a veces puede causarnos problema. Aquí te decimos cómo enseñarle a tu gato a usar el rascador en 3 pasos muy sencillos.

Por Sindy Bustamante

Publicado el 20/03/21 14:26

Los gatos rasguñan y rascan por muchas razones, y cuando tienes más de un gato en la casa es fundamental comprender por qué lo hacen y cómo dirigir esta necesidad hacia el lugar adecuado: el rascador.

Que tu minino arañe los muebles o las alfombras puede ser muy frustrante para ti, pero es importante recordar que el gato no lo hace con la intención de molestarnos.

Los gatos tienen una necesidad innata de usar sus garras. Depende de nosotros como responsables, enseñarles dónde y cuándo pueden llevar a cabo este comportamiento natural para ellos.

¿Cómo le hago para que mi gato use el rascador?

Si quieres que tu gato use su rascador, recuerda:

  • El poste debe ser suficientemente alto para que el gato lo pueda rascar mientras estira sus patas (traseras y delanteras) así como su espalda.¡Un poste demasiado pequeño va a desanimar a tu gato!
  • El poste debe estar bien firme. Un rascador que se tambalee puede poner nervioso o sacar de balance a tu minino.
  • El material debe poder aguantar arañazos profundos. Este punto es importante para la salud de las garras de tu gato.

Cómo enseñarle a un gato a usar el rascador

Antes que nada, si tu gato tiene el hábito de arañar algún mueble en especial asegúrate de cubrirlo con tela o proteger ese espacio, por lo menos en lo que se acostumbra a usar el rascador.

Paso uno

Una vez que has cubierto los muebles con tela para protegerlos, coloca el rascador en la zona donde tu gatito suele rascar (al lado del sillón, por ejemplo).

A los gatos les gusta rascar y estirarse en cuanto se despiertan, así que ponerlo junto al lugar donde duerme es una buena idea.

Paso dos

Anima a tu gatito a usarlo dándole algo rico de comer o jugando con él cerca del rascador. Si se acerca a olerlo o se muestra curioso, recompénsalo con comida o cariñitos.

Paso tres

Haz varias sesiones, motivándolo a interactuar con el poste. Pon su juguete favorito encima del poste, por ejemplo, o pon un premio sabroso cerca del poste y no olvides recompensarlo cada que lo toque con sus patas.

Poco a poco, tu gato irá comprendiendo para qué sirve y comenzará a usarlo en lugar de tus muebles.

Un gatito usando su rascador. © Zzzufa / Shutterstock

¿Puedo enseñarle a un gato adulto a usar el rascador?

¡Por supuesto! Nunca es demasiado tarde para que un gato aprenda nuevos trucos, solo ten en mente que cuando las conductas están más arraigadas se necesita un poco más de paciencia y ánimo. Empieza con los pasos que te indicamos más arriba y trata de que el rascador sea lo más interesante posible...

Puedes ayudarte con un spray especial para atraerlo o con un poco de catnip natural

Asegúrate de que el poste está bien visible, porque un gato no va a marcar su territorio en un lugar escondido. Poner el rascador cerca de una ventana o puerta puede animar a tu gato a usarlo.

Entrenamiento positivo para tu minino

Enseñarle a tu gato a usar el rascador requiere tiempo y paciencia. Ten en mente que regañarlo o casstigarlo por no rascar bien o no usar el rascador apropiadamente le puede generar ansiedad y rechazo hacia el accesorio.

Es fundamental que tu gato construya asociaciones positivas cuando le estás enseñando a usar el rascador, ¡tus muebles te agradecerán por la paciencia!

¿Por qué algunos gatos usan el rascador sin que nadie les enseñe cómo?

Algunos humanos afortunados tienen gatos que parecen saber instintivamente cómo usar el rascador, sin que necesiten mucho entrenamiento o ánimos.

Estas son las razones que hacen que un gato rasque o rasguñe, y si tu gato decidió que el rascador es el lugar adecuado para hacerlo, ¡tienes suerte!

Rascar para estirarse

Los gatos necesitan rascar para estirar sus músculos y en especial, la columna. Esta actividad es una parte importante de la rutina de tu gato, que le ayuda a mantenerse en buena salud.

Mantener la salud de sus garras

Al frotar sus garras de arriba a abajo, los gatos se quitan las capas más gastadas y viejas de sus garritas, lo que les permite renovarlas.

Marcar territorio

Otra razón por la que los gatos rascan en el mismo lugar es para marcar su territorio. Cuando araña, tu gato deja el olor de las glándulas que tiene entre las almohadillas, dejando así señales para otros gatos.

¿Por qué mi gato no usa el rascador?

Si resulta que tu gato prefiere rascar muebles que usar el poste que le compraste, debes saber que no eres la única persona con este problema. Muchos gatos parecen tener preferencia por un determinado mueble o alfombra, para desesperación de sus humanos.

Un gatito se afila las garras en el sillón. © noreefly / Shutterstock

Esto puede ser un síntoma de inseguridad, que lleva al gato a querer ñarcar claramente su territorio. Si recientemente llegó otro gato a tu hogar, esta puede ser la causa de que tu gato arañe los muebles.

Si en tu casa hay más de un gato, cada uno debe tener su propio rascador. También debe haber uno extra. Los gatos prefieren no compartir y tratarán de usar siempre el mismo rascador.

El aburrimiento también puede contribuir a que un gato arañe la casa. Ponerle un espacio cerca de la ventana, puede ayudar a que se distraiga mirando al exterior.

Si araña excesivamente las alfombras o los muebles, puede ser también un síntoma de ansiedad o estrés.

Si tu gato no parece estresado pero sigue rascando los muebles, quizá es porque el rascador no es adecuado para él.

¿Cuál es el mejor material para un rascador de gatos?

Los rascadores suelen ser de uno de estos tres materiales:

  • Cartón corrugado.
  • Mecate.
  • Alfombra.

La asociación International Cat Care hace énfasis en lo importante que es elegir un material que a tu gato le guste.

El material debe poder resistir los jalones de las garras del gato.

También es importante elegir la posición más cómoda para el minino y para saber cuál es su favorita, puedes observar cómo prefiere arañar los muebles de la casa: ¿vertical u horizontalmente?

Considera también la edad de tu michi. Para los gatitos y gatos jóvenes, una opción vertical puede ayudar a que se desarrollen sus músculos. Los gatos más ancianos podrían preferir las opciones horizontales, 

Los tapetes rascadores podrían ser más adecuados para un gato de edad avanzada.