Publicidad

¿Por qué mi gato se arranca el pelo a mordiscos? Causas y soluciones

gato naranja se lame y se arranca el pelo

Un gato arrancándose el pelo

© wangwenpu / Shutterstock

Lamentablemente es muy común que un gato se arranque el pelo a mordiscos. El veterinario nos explica cuáles son las causas y cómo resolver el problema.

Por Stéphane Tardif

Publicado el 15/03/21 14:29

Todos sabemos que los gatos son animales muy limpios, siempre atentos a su pelaje y a su higiene personal.

El problema es que a veces esta higiene se vuelve obsesiva o exagerada (al punto en que se arrancan el pelo a mordiscos), haciendo que el gato se quite una gran cantidad de pelo, dejando zonas sin nada de pelo o hasta causándose lesiones en la piel.

Esta conducta puede ser señal de diferentes tipos de problema. Aquí te decimos por qué sucede y qué hacer si tu gato se arranca el pelo a mordiscos.

¿Por qué mi gato se arranca el pelo a mordiscos?

Un gato se arranca el pelo por tres razones principalmente:

  • Una sensación desagradable que hace que quiera lamerse y arrancarse el pelo (dolor, comezón, ardor).
  • Un trastorno biológico (como un parásito en la piel)
  • Un trastorno de comportamiento (obsesión, estrés…)

Qué pasa si un gato se arranca el pelo

Las lesiones que un gato puede causarse al arrancarse el pelo llegan a ser impresionantes: desde zonas “calvas”, llamadas “alopecias”, enrojecimiento de la piel, costras y otras reacciones cutáneas.

Esto también puede derivar en una infección en la piel o en una autolesión. La zona donde el gato se está lamiendo y el tipo de lesión que se está provocando pueden ayudarnos a detectar las causas del problema.

Causas biológicas de que el gato se arranque el pelo

La mayoría de las causas biológicas por las que un gato se arranca el pelo requieren de una consulta con el veterinario, que es quien puede determinarlas y resolverlas con precisión.

Las principales causas son:

  • Parásitos: los mininos pueden tener parásitos internos o externos (pulgas, sarna, tiña), que les dan comezón y hacen que el gato se lama o se rasque con insistencia, hasta arrancarse zonas de pelo. En este caso, hay que desparasitar externamente al gato para acabar con el problema.
  • Problemas endocrinos: el hipotiroidismo, la diabetes o el síndrome de Cushing (muy poco común en gatos) son enfermedades que pueden provocar la caída del pelo: en este caso se necesitan análisis de sangre para confirmar o descartar el diagnóstico.
  • Alergias: las reacciones alérgicas pueden literalmente volver loco a tu gato, de la comezón tan intensa que le generan. En elgunos gatos, los piquetes de pulga pudene desencadenar reacciones alérgicas. Si se trata de una alergia alimentaria, hay que plantearse cambiar de comida.
  • Enfermedades raras o desconocidas: hay que tener siempre en cuenta que aún no conocemos todas las enfermedades existentes. Algunas enfermedades raras, como la alopecia simétrica autoinducida, por ejemplo, se diagnostican mediante una biopsia, pero solo tu veterinario puede orientarte si esta es la situación de tu michi.
La higiene es fundamental para los gatos. © Fayzulin Serg / Shutterstock

Causas de comportamiento por las que un gato se arranca el pelo

Si ya se descartaron las posibles causas biológicas, el veterinario puede tomar en cuenta las causas de comportamiento, tras haberle hecho a tu minino los análisis y exámenes necesarios.

Si tu minino no se rasca porque esté enfermo o tenga parásitos, la razón puede ser psicosomática, es decir, una situación psicológica que el gato está manifestando a través de su cuerpo.

Los gatos son animales muy sensibles, que han evolucionado para estar atentos a todos los peligros como la mayoría de los mamíferos pequeños. Es por eso que siempre están alerta, pero este rasgo puede hacer que se vuelvan ansiosos, que desarrollen fobias o tengan altos niveles de estrés.

Además, los gatos son animales de hábitos muy rutinarios. Su momento de aseo forma parte de sus actividades cotidianas y siempre le dedican mucho tiempo, como seguramente ya habrás notado.

Cuando un gato se siente bien, este hábito tendrá un lugar importante en su rutina de todos los días, pero sin sobrepasar lo razonable.

¿Cómo saber si un gato está estresado?

Si tu gato se siente estresado, puede ser que lo manifieste aumentando el tiempo que dedica a su aseo personal, lo que puede llevar a que se deje zonas sin pelo, sobre todo en el área del abdomen.

Por lo tanto, que un gato se arranque el pelo es comúnmente una forma de manifestar su estrés.

En el caso de los humanos, podríamos hablar de un TOC  (Trastorno Obsesivo Compulsivo), y aunque este término no se usa en los gatos, podríamos hablar de un prblema muy similar cuando observamos este tipo de conductas felinas.

El gato puede presentar zonas sin pelo. © Nataliia Dvukhimenna / Shutterstock

¿Cuáles son las causas de estrés en los gatos?

La dificultas ahora está en determinar qué es lo que está causando el estrés en el gato. Pero, atención, que no hay causas predeterminadas.

Los estudios muestran las tendencias generales, pero cada gato es único y nunca debemos perder de vista esta noción de individualidad y recordar que lo que puede ser estresante para un gato puede no serlo para otro.

Entre las causas comunes está todo lo que se relaciona con problemas en su entorno. A continuación te damos algunos ejemplos de situaciones estresantes.

Mudanza reciente o cambios en la casa

Como hemos visto antes, la rutina es muy importante para los gatos. Los cambios en la organización de la casa o una mudanza pueden ser fuentes de estrés para nuestro peludito.

Llegada de un miembro de la familia

Los gatos aprenden a socializar, pero no es una de sus mayores habilidades, así que no les hace nada de gracia tener que compartir su espacio con un nuevo humano, un perro u otro gato. Si hay un nuevo miembro en la familia hay que llevar a cabo la transición con cuidado para no estresar al michi.

Partida de un miembro de la familia

La pérdida de una persona o animal con quien el gato tiene un vínculo social también es una causa que puede estresarlo.

Si algún miembro humano o animal de la familia se va de la casa, fallece o no está en el hogar por alguna otra razón, hay que tomar en cuenta que el gato lo va a notar y probablemente desarrollará conductas para responder a ese estrés.

Falta de espacio

Tener muy poco espacio puede ser una fuente importante de estrés para tu minino.

Ritmo de alimentación

El gato es un animal que hace pequeñas comidas a lo largo del día. Si pasa hambre o el ritmo de alimentación es irregular, esto puede ser una fuente de estrés para el minino.

Lugar inadecuado para hacer sus necesidades

Si el arenero es muy pequeño, está sucio o está mal ubicado, el gato puede estresarse y acabar usando otro espacio para hacer del baño.

Esta lista de causas no es exhaustiva. Recuerda que tu gato puede mostrar su estrés también mediante comportamientos agresivos o volviéndose menos sociable.

¿Cómo evitar que un gato se arranque el pelo a mordiscos?

Es muy difícil precisar las causas de estrés en un gato que se arranca el pelo si no sabemos a detalle la situación y las necesidades del gato.

Por eso, lo ideal es acudir con un profesional, ya sea directamente el veterinario o un especialista en comportamiento felino. Solo un atento análisis del entorno del gato nos permitirá entender su comportamiento y las causas de su ansiedad.

A veces se requiere que el especialista visite la casa para conocer el lugar donde vive el gato, observar cómo se comporta en su entorno cotidiano y para evitar que el estrés del viaje al veterinario afecte el diagnóstico.