Publicidad

¿Los gatos pueden comer frijoles? Mira qué efectos tienen en ellos

los gatos pueden comer frijol

Los michis aman la comida de los humanos.

© Shutterstock

Antes de compartir lo que comes con tu gato, mira si los frijoles no son dañinos para ese michi que no deja de pedirte comida.

Por Sandra Apolinar

Actualizado el 08/02/21 8:11

Cualquier dueño de un felino en algún momento ha compartido un poco de la carne de sus taquitos o un pedazo de pan con su querida mascota. Estos curiosos animales saben cómo convencer a sus humanos para probar los alimentos tan extraños para ellos.

Aunque en ocasiones compartimos un poco de comida con nuestras mascotas peludas, los gatos son animales carnívoros que deben seguir una estricta dieta para mantenerse sanos y fuertes.

Generalmente las croquetas contienen estrictas fórmulas diseñadas específicamente para satisfacer sus necesidades físicas, y aunque comer únicamente croquetas podría parecernos algo aburrido al paladar, sin duda es la mejor opción alimenticia para los michis.

¿Los gatos pueden comer frijoles?

Por otro lado, muchos dueños se preguntan qué tan perjudicial es realmente compartir su comida con su mascota. Los frijoles, por ejemplo. 

Este alimento es uno de los principales ingredientes en la cocina mexicana, está en sopes, enfrijoladas y como guarnición como frijoles charros o frijoles refritos. Se trata de un alimentos muy rico, barato y fácil de preparar pero, ¿puede ser dañino para un gatito comer frijoles? 

La buena noticia es que no son dañinos y que un gato sí puede comer frijoles.

Sin embargo, hay algunos aspectos a tomar en cuenta y te los explicamos a continuaciónm.

Los gatitos aman los nuevos sabores. © Unsplash / @hansreniers

¿Los gatos pueden comer frijoles cocidos?

Como mencionamos hace un momento, los gatos son animales estrictamente carnívoros, de manera que hay algunos alimentos que sí puedes compartir con tu querido gatito.

Por ejemplo rebanadas de jamón york, trozos pequeños de carne de pavo o pollo sin sazonar, carne de pescado (no las vísceras ni la cabeza), yogurt sin azúcar  e incluso camarones.

Pero, ¿qué pasa con los vegetales? ¿Puede mi gato comer verduras? Ciertamente hay alimentos más dañinos que otros, en el caso de los vegetales hay casos muy específicos que el organismo de los gatos procesa mejor que otros.

Zanahoria, lechuga, calabaza, brócoli, tomate e incluso pepino (aunque este vegetal los asuste) son alimentos que tu gatito puede digerir sin problemas.

Pero, ¿qué pasa con los frijoles?

Los frijoles son un alimento rico en vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y fibra. Minerales como el potasio, magnesio, zinc, el hierro y el complejo B (ácido fólico, riboflavina, etc). En México reconocen cerca de 400 variedades de frijol, todas ellas nutritivas y deliciosas.

Te alegrará saber que el frijol no es tóxico para los gatos, por lo tanto, lo pueden comer sin problema. Sin embargo, antes de que le sirvas una cucharada de frijoles charros a tu michi, debes saber que en grandes cantidades, comer frijoles puede ser dañino para un gato.

Si decides que tu gato coma un poco de frijoles, la sugerencia es que una vez a la semana y para prepararlos deberás:

  • Lavarlos
  • Remojarlos en agua por unas horas 
  • Hervirlos durante una hora (sin ningún condimento) o hasta que estén tiernos.
  • Si es posible, quítales la piel y sírvelos con croquetas o con algún vegetal como la zanahoria.

¿Los gatos pueden comer frijoles fritos?

Si bien los frijoles están permitidos en la dieta de los gatos, este alimento no puede ser la base de su alimentación diaria, en todo caso debe verse como un complemento a su alimentación ya que no le aporta a los felinos los nutrientes necesarios.

Por otro lado, los gatos no pueden comer todo tipo de frijoles, los frijoles enlatados o muy sazonados estan estrictamente prohibidos ya que contienen demasiado sodio.

Los frijoles fritos no son una opción ya que para su preparación se suelen utilizar otros ingredientes.

Los michis siempre acopañan a sus dueños en la comida. © Unsplash / @invisibleocean

Al igual que con muchas personas, comer demasiados frijoles puede tener efectos negativos en tu gatito, por ejemplo:

  • Exceso de gases
  • Síndrome del Intestino Irritable
  • Dolor de estómago
  • Estreñimiento

Ahora ya lo sabes, los frijoles cocidos pueden ser un complemento para la dieta de tu gato, pero insistimos en no dárselos a diario y mucho menos que sustituyan a su comida diaria.