Publicidad

¿Cómo tratar una infección urinaria en gatos?

gato gris en el suelo

En los gatos, los problemas urinarios suelen estar relacionados con el estrés.

© Shutterstock

Para tratar la infección urinaria en gatos hay que poner atención tanto a la alimentación como al entorno de tu gato. ¡Te contamos qué puedes hacer para ayudarlo!

Por Dr. Liz Barton MA, VetMB, MRCVS

Actualizado el 08/02/21 8:11

Si tu gato tiene una infección urinaria, cambiar su alimentación puede ser un paso importante para ayudarle a mejorarse. 

Al mismo tiempo, tomar medidas desde ahora sirve para prevenir problemas futuros. Te contamos qué puedes hacer en el entorno de tu gato y en su alimentación para evitar que desarrolle problemas urinarios.

Cómo saber si mi gato tiene infeccion urinaria

Una infección urinaria necesita tratarse rápido para reducir el riesgo de complicaciones, como un bloqueo en la vejiga o una infección renal.

Algunas de las señales que pueden alertarte en este sentido son:

  • Tu gato toma más agua de lo normal.
  • Orina mucho.
  • Se nota que le cuesta trabajo cuando va al arenero o muestra dolor.
  • Encuentras sangre en su orina.

Ante cualquiera de estas señales, es importante acudir con el veterinario.

Mi gato tiene infección urinaria, ¿qué hago?

Una infección urinaria ya asentada requiere antibióticos en la mayoría de los casos, a veces incluso en tratamientos prolongados

Si alguna vez has padecido una infección de este tipo, sabrás que las infecciones de vías urinarias son muy dolorosas, así que se requieren también analgésicos y antiinflamatorios.

Muchos gatitos prefieren agua en movimiento. © Shutterstock

En los gatos ancianos, es común que haya infecciones de vías urinarias que aparecen y desaparecen. En cualquier caso, aquí hay algunas medidas que puedes tomar:

  • Aumentar el consumo de agua puede ayudar a mantener sana la vejiga.
  • Reducir los minerales en la dieta ayuda a evitar que se formen piedras en el riñón.
  • El vinagre de manzana ayuda a hacer más ácida la orina de los gatos, pero no hay evidencias de que sea efectivo contra las infecciones de vías urinarias.
  • Los tratamientos naturales no son lo más adecuado contra una infección ya establecida, ya que las bacterias pueden pasarse a los riñones y causar problemas más graves.

Remedios caseros para la infección urinaria en gatos

El estrés tiene mucho que ver en el desarrollo de infecciones de vías urinarias en los gatos, así que uno de los primeros pasos que puedes dar es ayudar a tu minino reduciendo las fuentes de estrés, suprimiendo así las causas que pueden estar originando el problema.

Alimentarlo con una dieta reducida en minerales ayuda a que haya menos riesgo de que se formen cristales en la orina o cálculos renales.

Las bacterias sobreviven mejor en entornos alcalinos, así que los acidificantes de orina suelen aparecer en los tratamientos. En algunos casos, el vinagre de manzana puede tener un efecto similar, pero sus efectos no están del todo comprobados.

En todo caso, si se trata de una infección ya establecida, los tratamientos caseros no son la solución.  Tu gato necesita ir al veterinario para que le den antibiótico y analgésico, porque muy probablemente siente dolor.

Causas de infección urinaria en gatos

Las infecciones de vías urinarias por lo general son causadas por bacterias del entorno que se alojan en la uretra y pueden llegar hasta la vejiga.

Es menos probable que esto ocurra en un entorno limpio, así que mantener el arenero limpio reducirá la cantidad de bacterias.

Un arenero sucio no necesariamente causa una infección urinaria en el gato, pero sí incrementa el riesgo.

Es importante que tu gato tenga un arenero limpio. © Shutterstock

¿Los ingredientes del alimento pueden causar una infección de vías urinarias?

La dieta no puede ser la causa de una infección de vías urinarias por sí misma, pero puede hacer que la orina sea un entorno más receptivo para las bacterias y así, provocar que haya más posibilidades de infecciones.

En estado salvaje, un gato comería una carnívora dieta rica en agua, proteína y grasa. La comida comercial a menudo contiene más sal y carbohidratos, que pueden predisponer a la formación de cálculos y hacer la orina más alcalina. Estas dos circunstacias son favorables para las bacterias.

Además, las croquetas contienen menos agua, lo cual reduce la cantidad de orina que se produce y hace que sea más concentrada. Esto puede irritar las paredes de la vejiga y hacer que proliferen las bacterias.

Infección urinaria en gatos: qué comida es mejor para estos casos

Así como algunas comidas aumentan el riesgo de infecciones de vías urinarias en los gatos. Las croquetas de prescripción específicas para estos casos están diseñadas para disminuir ese riesgo.

Incluye un más alto contenido de agua, menos sales y minerales, menos carbohidratos, pueden acidificar la orina e incluso contener sustancias para luchar contra el estrés.

Cómo aumentar en consumo de agua

Hacer que tu gato tome más agua es importante porque así aumenta las descargas de la vejiga y ayuda así a que se deshaga de las bacterias.

  • Opta por alimento húmedo tanto como te sea posible. El alimento húmedo contiene un 70% de agua, comparado con el 15% de las croquetas. 
  • También es posible añadir un poco de agua extra a la comida.
  • Ofrécele a tu gato agua “sabrosa”: agua que hayas usado para hervir pollo o pescado y que ya esté fría. Eso sí, ¡no debe tener grasa, sal o especias!

También es importante que hables con el veterinario sobre la alimentación de tu gato, ya que puede tener necesidades específicas de acuerdo con su edad, raza o algunas características propias. 

Probablemente el médico te recomendará una alimentación especial para estos casos, para controlar el pH de la orina de tu gato.

Cuando vayas a consulta para este tema, es buena idea que lleves el paquete o la etiqueta de la comida que le das a tu gato, para que el veterinario vea qué está comiendo y pueda sugerirte los cambios apropiados.

Infección urinaria en gatos: cómo prevenirla

Como hemos mencionado, los problemas urinarios en gatos frecuentemente son causados por estrés, así que es importante que el gato se sienta cómodo en su entorno cotidiano.

  • Los gatos machos con obesidad tienen más riesgo, así que es importante que vigiles el peso de tu gato.
  • Mantén el arenero limpio.
  • Si tienes más de un gato en casa, es importante tener varios areneros para evitar la propagación de infecciones y la competencia por los espacios.
  • Anima a tu gato a tomar más agua.
  • Dale una dieta especial, si has notado señales o el veterinario te ha señalado riesgos específicos para tu gato. 
  • Existen algunos suplementos que pueden ayudar a reducir el estrés y a fortalecer la capa protectora de las paredes de la vejiga.