Publicidad

Cómo cortarle las uñas a un gato: pasos para hacerlo correctamente

cortar uñas gato

Hay que proceder con cuidado al cortarle las uñas a un gato

© Shutterstock

Te contamos cómo debes proceder para cortarle las uñas a tu gato sin lastimarlo, prtegiendo así tus albombras, sillones y otros muebles.

Por Sindy Bustamante

Actualizado el 08/02/21 8:11

Las uñas de los gatos crecen hasta convertirse en afiladas agujas que pueden ser un auténtico trastorno para la convivencia, ya que los juegos con tu gatito pueden ser complicados.

Si quieres evitar esta y otras molestias que puedan ocasionar las uñas demasiado largas, tanto a tu gato como a ti, te recomendamos que leas detenidamente los consejos que te ofrecemos a continuación.

Antes que nada: ¿se le puede cortar las uñas a un gato?

Sin duda. Como ya habrás averiguado tú mismo, los gatos que viven en casas con humanos no tienen las necesidad de defenderse o de cazar. Por eso conviene mantener un mínimo cuidado en sus uñas, cortándolas para evitar posibles disgustos.

Al contrario de lo que algunas personas pueden creer, si se hace adecuadamente, el gato no sufre en este proceso, por lo que no tiene contraindicaciones.

Finalmente terminará acostumbrándose a no tenerlas tan largas y tendrá una vida completamente normal.

Sin embargo, si tu gato sale habitualmente de la casa, no deberías cortárselas porque son un medio esencial para su supervivencia.

Cómo cortarle las uñas a un gato correctamente

Estos son los pasos que debes seguir para cortarle las uñas a tu gato con total seguridad:

  1. Consigue los utensilios adecuados: ya sean tijeras especiales o cortaúñas.
  2. Cuando tu gato esté relajado, sujétalo y apretando con suavidad las almohadillas haz que salgan las uñas que quieres cortar.
  3. Cuando veas la uña, observa con cuidado la parte transparente, identificando perfectamente la parte donde comienza el vaso sanguíneo.
  4. Corta únicamente la parte transparente, teniendo muchísimo cuidado de no tocar la parte donde se ve el tejido. 
  5. Si tienes dudas sobre la medida a cortar, corta siempre un poco menos, así minimizarás el margen de error.
Solo hay que cortar la punta de las uñas. © Shutterstock

Cómo cortar las uñas de los gatos: lo que nunca debes hacer

  • Nunca le cortes las uñas cuando el gato está enojado, asustado o muy emocionado. Espera a que se calme antes de proceder.
  • No lo obligues y mucho menos lo castigues si no se deja, para que no genere asociaciones negativas con el corte de uñas.
  • Nunca optes por la desungulación: ¡tu gato necesita sus patas completas!

Cómo cortarle las uñas a un gato agresivo

Lo básico es estar seguro de que le estás cortando las uñas correctamente. Si tu gato se comporta agresivo quizá es porque lo estás lastimando sin querer, así que verifica el procedimiento o pídele asesoría al veterinario, para que te enseñe a hacerlo tú mismo.

Pero si más bien es porque tu gato tiene un carácter agresivo, sigue estas recomendaciones.

Haz que se familiarice con el sonido del cortaúñas

Algunos gatos se asustan con el ruido del cortaúñas, o incluso entran en pánico al verlo. Haz que se familiarice con el ruido y con la apariencia de este objeto antes de intentar acercarlo a sus patitas.

Puede dejarlo accesible a tu gato para que lo huela y vea que no hay nada que temer. También puedes tenerlo cerca mientras acaricias al gato y le das un premio.

Córtale las uñas cuando está adormilado

Esta técnica funciona bien si actúas con calma y no haces que se sobresalte. Cuando esté relajado o incluso dormido, ¡es el momento!

Acércate con toda suavidad y córtale las uñas. Tal vez solo logres cortar la mitad, pero la próxima vez que se duerma puedes continuar.

Envuelve al gato en una toalla

Si el gato es realmente muy agresivo, enviuélvelo en una toalla para evitar que te arañe. 

Sin embargo, esta técnica es para casos de urgencia, porque estar envuelto hace que el animal se estrese más y trate de escapar con más ganas.

Usa algún producto para tranquilizarlo

Pregúntale a tu veterinario por algún producto a base de feromonas para calmar a tu gato y reducir su agresividad. Puede ser de mucha ayuda y no sólo a la hora de cortar las uñas.

Cómo cortar las uñas a un gato bebé

En su primer mes de vida, las uñas del gatito no son retráctiles, es decir, que están siempre afuera de las almohadillas. Le sirven, entre otras cosas, para amasar y estimular la producción de leche en su mamá.

Cuando tienen unas cuatro semanas de edad, los gatitos empiezan a desarrollar la habilidad de retraer sus garritas.

Cortarle las uñas a tu gatito desde que tenga un mes de edad sirve para costumbrarlo a esta rutina y a evitar problemas en el futuro.

La técnica es prácticamente la misma que para los gatos adultos (solo más sencilla porque los bebés son más fáciles de sujetar):

  • Elegir un cortaúñas preciso y seguro para gatos.
  • Relajar al gatito.
  • Presionar ligeramente las almohadillas para que salgan las garras.
  • Cortar únicamente la parte transparente.

¿Cuál es el mejor momento para cortar las  uñas de un minino?

Ese dependerá de cada animal, pero lo recomendable es aprovechar un momento en que el animal esté lo más relajado posible, puedes darle un buen masaje relajante.

A la mayoría de los gatos no les gusta que les corten las uñas, por eso suele ser una tarea algo complicada.

Deberemos acariciarlo constantemente para conseguir que se relaje y así hacerlo lo más cómodamente posible para los dos.

Es importante no dudar demasiado y hacerlo rápidamente, para que la experiencia no sea tan traumática para él. Aunque esto es como todo, al principio nos costará más y poco a poco irá acostumbrándose al proceso.

¿Por qué tienen esas uñas los gatos?

Los gatos, viviendo en libertad, necesitan sus uñas para multitud de cosas. Las necesitan para rascarse y también para trepar.

Son de vital importancia en los saltos, ya que les proporcionan el necesario empuje para hacerlo con la mayor fuerza posible.

También son necesarias para defenderse e incluso para agarrarse a sitios muy complicados cuando tienen que escapar de algún peligro. Al mismo tiempo, este uso intensivo desgasta las uñas y no permite que crezcan como le pueden crecer a un gato doméstico que no hace ejercicio, no sale o no va de cacería..

El uso del rascador ayuda a desgastar las uñas del gato. © Shutterstock

¿Cada cuánto tiempo conviene cortarle las uñas?

La media se establece en dos semanas aproximadamente entre sesión y sesión. Pero obviamente, esto depende bastante de cada animal.

Debes ser tú quien analice cuánto han crecido sus uñas para saber cuándo hay que volvérselas a cortar.

Cómo cortar las uñas a un gato con cortauñas

La herramienta que utilices dependerá un poco de tus preferencias y de lo que te resulte más cómodo.

El mercado ofrece cortaúñas específicos para gatos,  que existen en diferentes modelos. Puedes probar varios instrumentos y quedarte con el que más te guste.

Checa este video para ver la técnica en acción 👇👇👇