Publicidad

Cáncer de piel en gatos: ¿Cómo detectarlo, tratarlo y qué debo darle de comer a mi gato?

gato gris esperando su comida advice

Los gatos con cáncer necesitan una alimentación de la mejor calidad.

© Shutterstock

Si tu gato tiene cáncer de piel, su alimentación es fundamental para ayudarle a luchar contra esta enfermedad.

Por Dr. Liz Barton MA, VetMB, MRCVS

Publicado el 30/11/20 14:31

Dependiendo de la alimentación que tenga tu gato, puede que no sea necesario cambiar su alimentación si se le detecta un cáncer de piel.

El objetivo para ayudarlo a enfrentar esta enfermedad es darle una alimentación de alta calidad y baja en carbohidratos, como te explicamos con más detalle aquí.

¿Cómo se ve el cáncer de piel en gatos?

Los diferentes tipos de cáncer en los gatos tienen aspectos distintos.

  • Costras y heridas en la punta de las orejas. Este síntoma, más común en los gatos blancos, a menudo se debe a un cáncer conocido como carcinoma de células escamosas.
  • Una sola herida que no sana y de aspecto húmedo puede ser síntoma de algún tipo de cáncer de piel.
  • Llagas en la piel.
  • Úlceras y bultos en todo el cuerpo.
  • Algunos tipos de cáncer pueden aparecer en las garras y las almohadillas.

¿Qué tan rápido se expande el cáncer en los gatos?

La velocidad a la que se extiende el cáncer depende del tipo que sea. Algunos, como el carcinoma de células escamosas, se extienden muy despacio.

Otros, como el linfoma, suelen expandirse rápidamente por todo el cuerpo y puede que ya estén por todo el organismo antes de ser diagnosticados.

¿Qué debe comer un gato con cáncer de piel?

Los gatos que padecen un cáncer necesitan una dieta de calidad premium, pues el cáncer consume calorías y puede hacer que bajen de peso.

Esto sucede especialmente con los cánceres generalizados o que se extienden rápidamente. El tratamiento, como la cirugía o la quimioterapia, también puede afectar la salud del intestino, así que la comida debe ser fácil de digerir, para evitar problemas digestivos.

gato en el veterinario
Un gato con cáncer debe ir de inmediato con el veterinario. © Shutterstock

La alimentación de los gatos debe contener altos niveles de proteína y grasa y pocos carbohidratos. Las células cancerosas consumen sobre todo carbohidratos, así que es buena idea reducir el contenido de cereal en la dieta de tu gato, si es que lo que come hasta ahora es rico en carbohidratos.

También es buena idea darle un suplemento de ácidos grasos esenciales y antioxidantes, formulado especialmente para la salud de la piel. Esto puede a contribuir a mantener la piel de tu gato más fuerte, a subir sus defensas y ayudarlo a luchar contra el cáncer.

El cáncer o el tratamiento pueden hacer que tu gato se vuelva melindroso con la comida, así que no dudes en añadir proteínas sabrosas y de buena calidad como atún o salmón, por ejemplo, para animarlo a comer.

¿Qué es el carcinoma en gatos?

El carcinoma de células escamosas es el tipo de cáncer de piel más común en los gatos. 

Este tipo de cáncer de piel se presenta por lo general en las zonas de la piel que más se exponen al sol, es por eso que las orejas o la nariz a menudo se ven afectadas por el padecimiento, pero también los párpados o los labios pueden presentar el problema. 

gato blanco cancer de piel
Los gatos blancos son más propensos a desarrollar carcinoma de células escamosas. © Shutterstock

De acuerdo con los especialistas, los gatos blancos son hasta trece veces más propensos a desarrollar este problema.

La edad también es un factor a tomar en cuenta, ya que el carcinoma de células escamosas felino aparece por lo general a una edad avanzada, cuando los mininos tienen unos nueve años, en promedio.

Los síntomas a los que debes estar atento son:

  • Irritación y enrojecimiento de la piel en las zonas de las orejas, la nariz y alrededor de los ojos.
  • Descamación de la piel.
  • Alopecia (falta de pelo en estas áreas)
  • Engrosamiento de la piel.

En los casos más avanzados también se pueden presentar:

  • Erupciones cutáneas
  • Costras.
  • Nódulos o “bultitos”.
  • Úlceras.
Otros problemas en la piel: los hongos en los gatos

¿Cuánto dura un gato con cáncer de piel?

El cáncer de piel no desaparece por sí mismo, y si tu gato no recibe un tratamiento, lo más probable es que se expanda y aumente su tamaño. Algunos tipos de cáncer también puede expandirse (hacer metástasis) en otros órganos u otras partes del cuerpo.

Cuánto puede vivir un gato con cáncer de piel depende mucho del tipo de cáncer que lo esté afectando.

Algunos tratamientos pueden ser curativos, y cuando el cáncer desaparece, tu gato puede volver a llevar una vida normal. 

Los cánceres de piel más agresivos pueden reducir la esperanza de vida de tu gato a unos cuantos meses, pero afortunadamente, estos tipos de cáncer no son los más comunes.

El veterinario va a necesitar tomar una muestra de la piel (una biopsia) para determinar de qué tipo de cáncer se trata, qué tratamiento es el más adecuado y cuánto tiempo es probable que viva tu gato.

Cómo curar el cáncer de piel en gatos: los posibles tratamientos

El tipo de tratamiento que debe recibir un gato, depende del tipo de cáncer que padezca. Algunos necesitan cirugía, posiblemente seguida por una radioterapia, terapia fotodinámica o quimioterapia.

Entre más pronto vayas al veterinario, más rápido tendrás un diagnóstico y por lo tanto, un tratamiento para evitar que el cáncer se extienda. Si tu gato tiene costras en las orejas o en las garras, heridas que no se curan o úlceras inusuales en la piel, lo mejor es que lo lleves al veterinario lo más pronto posible.

Puede que el veterinario te recomiende mantener la misma dieta, si a tu gato le gusta y es de buena calidad. Si tu gato está bajando de peso, el primer paso es simplemente aumentar la cantidad de alimento que le estás dando.

Si tu gato presenta vómito o diarrea -por ejemplo, cuando está en quimioterapia-, puede ser necesario que le des algo más fácil de digerir o incluso una dieta blanda.

También puede ser necesario cambiar los hábitos de alimentación, por ejemplo, darle poca comida más a menudo, en lugar de servirle mucho de una sola vez.

Considera igualmente, y consulta con el veterinario, la posibilidad de darle un suplemento para la piel.

El linfoma suele ser tratado con quimioterapia. 

Existen tantos tratamientos para el cáncer en animales, que es importante no perder de vista cuál es el objetivo final: maximizar su calidad de vida por el mayor tiempo posible. Es un poco distinto de los tratamientos para el cáncer en humanos, que normalmente están enfocados a extender el tiempo de vida por el mayor tiempo posible.

Es por eso que los tratamientos para animales suelen ser menos agresivos y tener menos efectos secundarios que los de las personas.

hinclude.html.twig