Publicidad

Cómo hacer que un gato se adapte a su nueva casa

gato escondido cortina advice

Un gatito se muestra tímido en su nuevo hogar

© Shutterstock

Los primeros días de un gato en casa son esenciales para que se ajuste sin problema a su nueva vida y tengas la mejor relación él. Te contamos las claves para lograrlo. 

Por Valeria Vera

Publicado el 02/10/20 14:32

Adoptar un gato requiere de un esfuerzo muy grande por parte de su padre o madre humanos. 

No solamente se trata de comprarle las croquetas adecuadas y una caja de arena de buen tamaño; hay una serie de consejos a seguir para que se adapte rápidamente y sin problemas.

Si tienes otro gato, si hay niños en casa, si es tu primer gato… hay que considerar muchas variables antes de su llegada.

Los gatos son animales de rutinas, así que debes tener bien pensado con qué es que se va a entretener durante su jornada, además, dependiendo del tamaño de tu espacio, hay que adaptar la casa a su físico y personalidad. 

Aquí tienes los básicos para que los primeros días de un gato en casa vayan viento en popa.

Cómo hacer que un gato se adapte

  1. Dedícale tiempo, sobre todo al principio.
  2. Adapta tu casa al gato para que el gato se adapte a la casa.
  3. Atención al lugar donde colocas la arena.
  4. Dejarlo salir a la calle: ¿buena o mala idea?

A continuación te detallamos cada uno de estos puntos.

1. En el reconocimiento de un gato dentro de un nuevo hogar, no todo se trata de lo material. Uno de los elementos primordiales en la integración a su nueva vida, es el tiempo que pases con él.

Asegúrate de que día a día - mínimo durante su primer mes - puedes dedicarle tiempo a jugar con él, que se adapte a tu voz, tu propia rutina, tu esencia… 

Es igualmente importante, que evites que otros los visiten durante ese periodo de adaptación pues no conoces aún suficientemente cómo reaccionará y él se puede sentir un tanto intimidado.

2. Ajusta varios rincones de tu casa para su confort. Es decir, pon repisas en varios lados para que suba. Si tienes el espacio, ponerle dos árboles, rascadores o túneles le gustará bastante.

3. Si es bebé, asegúrate de que le estás dando los alimentos adecuados. Igualmente, hay que enseñarlo a ir al baño. La privacidad es importante, así que mantén su caja en un lugar donde no haya contacto con otras personas.

4. Hay que tener cuidado con dejar salir al gato al exterior mientras se adapta a su nuevo hogar, es decir, no hay que dejarlo salir por un rato para que conozca y explore su territorio. 

Igualmente, si es pequeño podrá evitar cualquier enfermedad; hay que pensar en que los gatos domésticos no están acostumbrados a salir y si lo hacen, quedan expuestos a  peligros como los coches.

Podemos estimularlo junto a una ventana o una puerta para que contemple el exterior, pero nada más. 

Cómo adaptar un gato a otro 

Para adaptar a dos gatos, hay que darles su espacio; el proceso tardará un buen par de semanas. 

Primero, hay que poner a uno en un cuarto y a otro en otro junto a sus respectivos tazones de agua y comida. 

Lee más: Consejos de adaptación para un segundo gato

Visita a uno y otro para que reconozcan sus esencias; una vez que piensas que están tranquilos, lleva a uno en una canasta a conocer al otro y deja que comiencen a olfatearse; repite este procedimiento algunas veces alternando el gato que está en la transportadora y el que está afuera.

Cuando llegue el momento sólo hazlo en una habitación grande y mantén la puerta abierta por si alguno quiere salir pronto de la situación.

gatos en el sillon
Dos gatos descansan en confianza en el sillón. ©Shutterstock

Cómo presentar a un niño y a un gato 

El caso de los miembros de la familia, hay que presentarlos poco a poco. Podemos hacer que el gato reconozca a sus nuevos familiares por medio de la ropa. Poniendo ropa usada de la persona que va a conocer en su habitación, puede irse familiarizando. 

A los niños, igualmente debe explicárseles que el gato no es un juguete, y que es diferente a un perro; hay que agarrarlo, cargarlo y tocarlo de forma diferente (evitando tocar su cola y su panza). 

Cómo adaptar un gato callejero a casa

Antes que todo, hay que evaluar si podemos dedicarle tiempo a este felino. Probablemente venga de una situación donde haya pasado por carencias y traumas, así que está en nosotros hacer que su nueva vida sea increíble.

Adoptar un gato de la calle, significa que antes de meterlo en casa - habiendo o no otras mascotas - primero debemos llevarlo al veterinario para que se descarte cualquier enfermedad y lo desparasiten.

Los gatos callejeros, tienen una esperanza de vida de entre 8 y 10 años, por lo que tal vez su salud esté ya afectada cuando le quieras adoptar y hay que estar preparados para ello.

Consejos básicos para darle la bienvenida a un gato

  • Preparar su caja, que sea espaciosa y además esté en un lugar privado
  • Mantener su arenero limpio en todo momento
  • Mantener su tazón de agua siempre limpio
  • Controlar sus cantidades de alimento
  • Darle juguetes que le estimulen