Publicidad

Gatos: beneficios espirituales de convivir con un minino

gato duerme en alfombra advice

Un gato tiene diversas formas de ayudar a sentir más fuerte y positivo

© Shutterstock

Los gatos pueden ayudar a enriquecer tu espíritu haciéndote sobrellevar mejor la rutina cotidiana, situaciones difíciles e incluso enfermedades.

 

 

Por Valeria Vera

Publicado el 26/09/20 14:28

Cuando un gato llega a tu vida, comienzan a cambiar muchas cosas. Estos animales están constantemente asociados con lo místico, la espiritualidad, la trascendencia.

En diversas literaturas y culturas, se mencionan como seres con poder, serenidad, y fortaleza, ¿por qué los gatos nos pueden brindar una energía tan positiva?
 
Aunque los gatos tienen fama de ser animales demasiado independientes y a veces hasta cortantes con sus dueños, lo cierto es que brindan el calor necesario para que nuestro espíritu y ánimo se levanten; su lealtad es a veces subestimada pero su compañía, el educarlos, el aprender a entenderlos, nos nutren como personas.

En este artículo hablamos de aceptación, autoestima, intuición y todos aquellos beneficios que puede darte al espíritu el convivir con un minino. 
 
Los gatos son excelentes animales de compañía y el ejercicio de comunicación que tenemos con ellos - al no poder expresarse con palabras - nos llena como seres humanos en otros niveles. 
 
Te contamos sobre el intercambio de energías que tienes con tu gato y que tiene un valor inigualable para con tu espíritu. 

Ayudan a tener un corazón más sano

 Las personas que sufren de enfermedades del corazón mejoran cuando tienen  un gato cerca, esto está comprobado por diversos estudios.
 
La Universidad de Minnesota publicó en 2008 un estudio asegurando que los dueños de gatos son menos propensos a morir de un infarto, esto después de monitorear diariamente a más de 4,000 dueños durante 10 años.
 
De igual forma, podemos mencionar que, de acuerdo a los datos recopilados por Fundación Affinity, hay estudios que comprueban que la convivencia con un minino reduce los niveles de presión arterial, mantiene bajo el colesterol e incluso ayudan a mantener un buen peso. 
 
El sentimiento de relajación que provocan las mascotas como el gato - específicamente sus ronroneos -resultan extremadamente beneficiosas para reducir el estrés y con ello la presión sanguínea. 

beneficios de acariciar un gato
Estar junto a un gato trae múltiples beneficios. ©Shutterstock.

Amor incondicional

El amor de una mascota es uno diferente del que recibimos de una relación humana. Para la mascota somos únicos y por lo general, somos sus guardianes. 
 
Somos quienes los mimamos, les damos de comer, los cuidamos, tenemos un lazo de padres-hijos; se sienten protegidos bajo nuestro cuidado, así que se vuelven nuestros incondicionales.
 
Son nuestras porristas número uno y nos aceptan como somos, en nuestros buenos y malos momentos.  

Aportan energía positiva

La “gatoterapia” es un término que se escucha cada vez más seguido, esto porque la convivencia con un gato nos da una energía e intercambios que nos hacen superar difíciles situaciones asociaadas tal vez a la depresión o ansiedad. 
 
Te encontrarás con varios artículos que mencionan cómo es que nos ayudan a sobrellevar la edad adulta, sobre todo cuando se es anciano, pero puedes adquirir sus beneficios siempre.
 
La compañía del gato nos da una sensación de bienestar y plenitud que aleja el estrés. En el caso de tener una pérdida importante, resultan ser un gran apoyo psicológico pues no nos sentimos solos.
 
Si bien el gato no elimina la tristeza o depresión, ayudan a aminorar esas sensaciones que nos comen la energía. 
 
De igual forma, te interesará saber que, ¡son de los animales que más nos hacen reír! Ver videos chistosos de gatos, es considerado como toda una terapia, que da tales beneficios como mejora de memoria a corto plazo, un corazón más fuerte y un mejor sistema inmune.

Dormirás mejor

gato adorable durmiendo
Nada mejor en la vida que dormir junto a un gato. ©Shutterstock.

De acuerdo con el sitio Mental Floss, hay estudios que demuestran que bajo la compañía de un gatito en la cama, descansamos mejor, especialmente las mujeres.  El animal brinda cierto confort y sentir que está presente si despiertas en la noche, resulta relajante.
 
Dormir con el gato es también una responsabilidad, pues si pasa mucho tiempo fuera hay que limpiarlo antes de que suba a la cama; su ciclo de sueño es diferente al de nosotros, pero sin duda mejora el vínculo y la confianza entre el gato y su padre humano.

Nos hacen más inteligentes

 
Los cuidados y supervisión que necesita la mascota llenan ciertas necesidades que nos dan satisfacción personal. Cuidar de su higiene y alimentación, nos hace sentir autosuficientes.
 
El gato elige a su dueño, pero entre ellos se va creando una relación donde uno aprende del otro constantemente.

Aprendemos con ellos sobre sus decisiones estratégicas, tratando de entender por qué escogen tal o tal comida o cómo es que quieren ser tratados.
 
Es importante mencionar que como los gatos no se comunican de la misma forma que un humano, nos obligan a ir más allá de una obvia reflexión para tratar de entenderlos.
 
Comprender lo que quieren decir los maullidos, posiciones y gestos de un gato, definitivamente nos permite desarrollar otros instintos de comunicación que poseemos como humanos.