Publicidad

Gato azteca: historia y características de este legendario minino

gato azteca

Un adorable gatito sin pelo: ¿un gato azteca?

© Olllllga / Shutterstock

El gato azteca es una mítica raza felina que habría vivido en tierras mexicanas antes de la invasión española. Se dice que eran gatos fieles, inteligentes y muy amorosos.

Por AnaKaren Jaramillo

Actualizado el 24/06/21 14:33

Antes de empezar, es necesario aclarar que la historia del gato azteca está llena de controversia.

La existencia de este mítico felino fue registrada principalmente a través de los relatos de un hombre estadounidense llamado E. J. Shinick quien aseguraba tener dos de estos animales como mascotas.

Por fortuna, E. J. Shinick, apasionado de esta raza de gato, recuperó en sus escritos muchas de las características de estos peculiares mininos permitiéndonos imaginar lo que alguna vez fueron. 

Características del gato azteca o gato mexicano sin pelo

De acuerdo a lo descrito por E. J Shinick, entre las características principales de esta raza se encuentra que los individuos eran:

Por otro lado, la apariencia de esta raza felina era sumamente exótica ya que estos gatitos carecían de pelo la mayor parte del año. 

Durante el invierno, el pelaje de los gatos azteca crecía para protegerlos del frío, de hecho su cola y espalda se caracterizaban por tener una capa de pelo más gruesa que el resto de su cuerpo. 

Como ves, estos michis eran muy similares en sus rasgos físicos a los gatos esfinge que conocemos actualmente. 

Los gatos esfinge guardan muchas similitudes con el legendario gato azteca. © Shutterstock

Igualmente, la piel de estos mininos era bastante única debido su tonalidad grisácea y en ocasiones manchada. 

Tal como los gatos esfinge, estos míticos felinos destacaban por tener una figura elegante con un cuerpo muy delgado pero resistente.

Otro rasgo especial de estos michis eran:

  • Unas pobladas cejas.
  • Unos bigotes demasiado largos, que los dotaban de un encanto inigualable. 

El gato azteca: un felino especial    

En sus relatos E.J Shinick menciona que los gatos azteca eran unas mascotas cariñosas y dulces que solían ser muy apegadas a sus amos. 

Todo parece indicar que estos michis disfrutaban al máximo de recibir mimos y atención, probablemente debido a la ausencia de pelo ya que los felinos con ésta característica tienden a buscar calor para regular su temperatura corporal. 

Por ello, los mininos de esta raza preferían vivir en lugares cálidos y disfrutaban de dormir calientitos bajo las sábanas.

Un dato curioso sobre estos gatos es que contrario a lo que sucede con la mayoría de los felinos, a esta especie le encantaba el agua, incluso disfrutaban de tomar baños de agua calientita en cualquier oportunidad. 

El gato sin pelo mexicano, según una ilustración del libro Rabbits, Cats and Cavies. © Charles Henry Lane

Las descripciones sobre la existencia del gato azteca y sus características fueron publicadas en “El libro del gato” de Frances Simpson una mujer inglesa amante de estos animales. Al respecto de estos michis E.J Shinick menciona: 

“Los obtuve de los indios a unas pocas millas de este lugar. Los jesuitas me dicen que son los últimos de la raza azteca conocidos sólo en Nuevo México. Son las mascotas más inteligentes y cariñosas que he conocido”

Además, E.J Shinick aseguraba que estos mininos eran juguetones por excelencia, corrían de arriba abajo con mucha velocidad y tenían mucha energía. 

Ciertamente, si su existencia fue real, el gato azteca fue una especie felina extraordinaria que hoy en día podemos imaginar vívidamente a través de los mininos esfinge. 

Sin embargo, la veracidad de la existencia del gato azteca aún no se comprobado y muchos continúan identificándolo como un gato mitológico. 

Lo que sí es un hecho, es que estos michis viven en los corazones de muchas personas que han quedado impresionadas por las increíbles cualidades del legendario gatito mexicano.