Publicidad

¿El chocolate es malo para los gatos?

gato come tableta de chocolate advice

Hay otras golosinas más adecuadas para los gatos que el chocolate

© Shutterstock

Si estás considerando invitarle un pedacito de tu chocolate a tu minino, piénsalo dos veces, ya que es muy tóxico para ellos. Te contamos todo sobre el tema.

Por Sindy Bustamante

Publicado el 24/07/20 14:30

A los humanos a veces nos gusta compartir nuestra comida con nuestros amigos peludos. Y honestamente, ¿qué cosa más rica que el chocolate en cualquiera de sus presentaciones? Lamentablemente, el chocolate es una de esas golosinas que no deberías compartir jamás con tu gato.

El chocolate, como bien sabes, viene de los granos de cacao y contiene varios componentes que resultan tóxicos para algunos animales. Los más importantes son la teobromina y la cafeína, que al ser ingeridos por un gato pueden causarle muchos problemas de salud.

Los síntomas de intoxicación en un gato que comió chocolate pueden sed excesiva, diarrea, hinchazón estomacal y una conducta inquieta. En un estado más grave, el gato puede presentar fiebre, mareos o pasos tambaleantes, temblores y hasta convulsiones.

Otros síntomas pueden incluir respiración agitada, ritmo cardiaco elevado y un color ligeramente azulado en la encías. 

También puede haber otros síntomas menos evidentes para la familia, pero que pueden ser detectados por el veterinario, como cambios en la presión arterial o arritmias. Lamentablemente, en los casos más graves, la situación puede desembocar en un paro cardiaco o en un coma.

Los síntomas que se perciban en el gato dependerán de la cantidad y el tipo de chocolate que haya comido. En general, los chocolates de mayor calidad provocan efectos más graves, ya que contienen más cacao y por ende, máas teobromina y cafeína.

gato comiendo chocolate
Un gatito en riesgo de ingerir chocolate. Foto: Shutterstock

¿Cuánto tardan en aparecer los síntomas si mi gato comió chocolate?

En cierta medida, esto dependerá de la cantidad y el tipo de chocolate que haya comido el minino. Los chocolates amargos, más oscuros o con mayor contenido de cacao son más peligrosos. Los síntomas si tu gato comió chocolate normalmente tardan en aparecer de 6 a 12 horas, pero en algunos casos pueden tardar hasta un día.

¿Cómo se detecta la intoxicación por chocolate en gatos?

El diagnóstico se basa habitualmente en la declaración de la familia del gato, si tienen sospechas de que el minino haya podido comer chocolate.

gato comiendo pastel de chocolate
Gato saboreándose un suculento pero riesgoso pastel de chocolate. Foto: Shutterstock

Pero si no se sabe, el diagnóstico estará basado en los síntomas que presente el gato, en el examen que le realice el médico veterinario así como en posibles análisis de sangre y orina, para comprobar si el chocolate le ha causado daños en el organismo.

¿Cómo saber si mi gato comió chocolate?

Desafortunadamente, a menos que hayas sorprendido a tu gato comiendo chocolate, los primeros signos que notarás serán los síntomas como vómito, diarrea, abdomen inflamado y conducta inquieta. Sin embargo, estos síntomas no son exclusivos de la intoxicación por chocolate y hay muchas otras posibles causas.

Si ves que rápidamente el cuadro evoluciona y tu gato presenta mareos, temblores o convulsiones, es muy probable que haya comido chocolate. Llama al veterinario de inmediato.

¿Cuál es el tratamiento para un gato que comió chocolate?

El tratamiento dependerá de cuánto tiempo haya pasado desde que tu gato comió el chocolate y de los síntomas que esté presentando.

Si lo atrapaste en el momento justo en que se comía el chocolate, llama al veterinario de inmediato. Lo más probable es que te pida llevar al animal al consultorio para provocarle el vómito, evitando así que las toxinas entren a su sistema.

Si tu gato está mostrando ya síntomas de envenenamiento por chocolate, entonces el tratamiento estará enfocado precisamente a tratar esos malestares. Si el gato está temblando, tiene convulsiones o arritmias es posible que necesiten canalizarlo para mantenerlo hidratado y administrarle medicamentos por vía intravenosa.

También es importante que reciba atención veterinaria continua y probablemente, el veterinario recomiende una dieta blanda en los días subsecuentes.

gato come pastel con cereza
El riesgo depende de la cantidad y calidad de chocolate que coma el gato. Foto: Shutterstock

¿Qué cantidad de chocolate es tóxica para un gato?

Los diferentes tipos de chocolate contienen distintas cantidades de teobromina. Un chocolate de mejor calidad contiene mayor porcentaje de cacao y, por lo tanto, de teobromina. El chocolate amargo o los chocolates con altos porcentajes de cacao son por lo tanto, más riesgosos.

La cantidad también varía de acuerdo con el tamaño del gato, pero por ejemplo, para un gato de tamaño estándar, comer 15 gramos de chocolate amargo resulta tóxico.

Cuando contactes al veterinario, probablemente te preguntará sobre el tipo de chocolate, la cantidad consumida y el peso de tu minino, para calcular cuánta teobromina y cafeína consumió, y determinar de esta forma el riesgo.

¿Los gatos pueden comer chocolate blanco?

El chocolate blanco, por otra parte, no contiene nada de cacao -únicamente manteca de cacao-, por lo que no representa un riesgo en cuanto a este tipo de intoxicación.

Sin embargo, su alto contenido de grasa puede llevar a una pancreatitis y sus niveles de azúcar definitivamente tampoco son recomendables para un minino.

¿Qué hacer cuando un gato come chocolate?

Contacta a un veterinario e infórmale qué tipo de chocolate comió el gato, hace cuánto tiempo y más o menos qué cantidad calculas que ingirió. Es probable que te pidan que lleves al minino para una revisión.

A mi gato le gusta el chocolate, ¿qué alternativas hay?

Existen muchísimas golosinas gatunas que son sanas y sin riesgos para tu minino y que seguramente una vez que las haya probado, ¡le gustarán más que cualquier chocolate!

En cualquier caso, sea cual sea la golosina que le des, asegúrate de que no representa más del 10% de su alimentación diaria y que es apropiada para su especie.

Los consejos que aquí te ofrecemos están basados en las recomendaciones de la veterinaria Karen Ingleby, Miembro del Royal College of Veterinary Surgeons de Inglaterra.