Publicidad

Anorexia en gatos: ¿por qué mi gato no quiere comer?

gato echado junto a su plato de croquetas advice

Este gato no quiere ni tocar su plato de comida

© Shutterstock

A veces los gatos no tienen apetito por diferentes motivos. Debes observar a tu gato porque quizá indique algo más grave. Hablamos con una veterinaria sobre la anorexia en gatos. 

Por Rocío R. Gavira

Actualizado el 20/07/20 2:37

Algo que caracteriza a los gatos es lo exquisitos que son, especialmente si se trata de comida. Si observas que tu gato rechaza el plato que le has puesto puede ser por algo tan sencillo como que no le gusta la nueva comida.

Sin embargo, también podemos estar hablando de algo más grave: la anorexia en gatos

Anorexia en gatos: ¿por qué mi gato no quiere comer?

Ojo, no porque tu gato deje de comer significa que tenga anorexia, como te explicamos en este artículo. Existen otros indicativos que se añaden a lo anterior para valorar si padece la enfermedad. Algunos de esos síntomas pueden ser: 

  • Fiebre, letargia, apatía, vómitos o incluso dolor. 
  • Enfermedad dental o bloqueo gastrointestinal
  • Aumento de los niveles de tiroides, diabetes o estrés. 
Estos signos, entre otros muchos, pueden empeorar la anorexia y en ocasiones el felino bajará de peso o se alterará su actividad habitual.

Cualquiera sea la causa, la anorexia en los gatos puede provocar problemas graves en un par de días, como la lipidosis hepática o el hígado graso. Esto es más común en los gatos con sobrepeso, pero los gatos sanos también pueden verse afectados. 

Esto ocurre cuando la grasa corporal se descompone para satisfacer las demandas de energía y genera depósitos de grasa en el hígado y complicaciones con su funcionamiento. Los gatos también obtienen aminoácidos esenciales de su dieta y la falta de estos puede provocar graves problemas de salud.

gato anorexico
©Shutterstock

¿Por qué mi gato no está comiendo?

Establecer por qué tu gato no come implica observar varias cosas. ¿Hay síntomas o cambios de comportamiento?

  1. Si su gato padece vómitos, diarrea o letargo es probable que exista un problema de salud subyacente.
  2. Si no hay nada de eso, es posible que sencillamente no le guste la dieta, que lo alimenten en otro lugar o que esté cazando
El estrés y cambios en el medio ambiente también pueden provocar anorexia en gatos. ¿Hay nuevas incorporaciones en casa o alimentos diferentes?

Es importante que observes a tu gato con todas las indicaciones dadas. Si aparentemente el gato se encuentra bien, intenta darle de comer de otra manera.

En el caso de que siga rechazando alimentos tras 24 horas, acude a tu veterinario. ⚠ Los gatos son muy buenos para ocultar signos de que algo está sucediendo ⚠. 

¿Qué puedo hacer si mi gato no come ni bebe?

La anorexia en gatos significa que el animal come menos de lo normal o no come nada. En un primer momento, puedes tratar de tentar a tu gato para que coma. Por ejemplo: 

Calentar la comida

Calentar un poco una pequeña porción de comida, asegurándote de que no se caliente demasiado. Esto hace que aumente ligeramente el olor, por lo que es más atractivo y esto puede tentar a tu gato a comer gracias al olfato. 

Otras marcas de alimentos

También puedes probar diferentes marcas de alimentos. Eso sí, hay que tener en cuenta que cambiar la dieta de repente puede provocar malestar gastrointestinal y su gato puede desarrollar diarrea. 

Cocinar comida humana para el gato

Si el felino no está comiendo ni bebiendo, es probable que se deshidrate. Puedes intentar hervir un poco de pechuga de pollo o pescado blanco y ofrecerle el líquido de cocción al gato. Es posible que prefiera el sabor de ese caldo al agua normal.

Ayudarle a comer de tu mano

Otra opción es darle de comer de tu propia mano. Eso puede ayudar al gato a estimularle para alimentarse

gato plato
©Shutterstock

¿Cuándo debería acudir a un veterinario?

Si tu gato prácticamente no ha comido o no ha probado bocado en 24 horas, debes acudir al veterinario. En la clínica realizarán un historial de la situación: cuándo comenzó a dejar de comer, otros síntomas que podrías haber notado y lo que has intentado hasta ahora. 

También le harán al gato un examen clínico que incluirá palpar la barriga del gato. Dependiendo de lo que descubra el veterinario, puede sugerir otras pruebas de diagnóstico como una analítica de sangre, rayos X o ultrasonido.

El tratamiento para un gato que no está comiendo dependerá de la causa de la anorexia. Algunos gatos deberán ser hospitalizados para que puedan recibir un goteo de líquido, ya que pueden deshidratarse mucho si no comen. Los gatos suelen tomar una gran cantidad de líquido de los alimentos húmedos. 

Otros tratamientos pueden incluir alivio del dolor, medicamentos contra la enfermedad, protectores estomacales y antibióticos.

Si tu gato tiene una enfermedad dental, es probable que requiera extracciones de dientes con anestesia general, pero es posible que primero deba estabilizarse con líquidos. 

¿Qué debería preguntarle al veterinario sobre el mejor plan de nutrición para mi gato que no come?

En la consulta con el veterinario puedes pedir consejos sobre cómo alimentar a un gato anoréxico. Si tu gato es anoréxico debido a una enfermedad subyacente como problemas renales, el veterinario puede recomendar una dieta terapéutica que tenga el equilibrio adecuado de nutrientes para ayudar a controlar esta afección.

Dado que hay muchas causas que lleven a la anorexia felina, también hay muchos planes de diagnóstico, tratamiento y alimentación. Tal y como indica la autora de este consejo, la veterinaria británica Dr. Hester Mulhall MA, VetMB, MRCVS, será el veterinario quien adapte el plan según cada gato.