Publicidad

Cómo educar a un gato: tips para tener un minino bien portado

educacion de un gato en positivo advice

Educar a un gato es un proceso de paciencia y constancia Foto:

© eberhard grossgasteiger en Pexels

Un gato bien educado siempre es bienvenido (sí, esto aplica también para perritos y niños), pero muchos creen que los gatos no se educan. Nada más lejos de la realidad.

Por Jaime Hernández

Publicado el 16/07/20 14:30

Cosas que nos gustan de los gatos: todo… o bueno, casi.

Cosas que no nos gustan de los gatos: que se suban a dónde no queremos (como la alacena o la estufa), que nos muerdan y nos arañen, que se peleen con los otros gatos, que no se lleven con nuestros amigos, que no usen la correa…

Todos estos "problemitas" se pueden solucionar educando a nuestros mininos. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Educación en positivo siempre

Sin importar la edad de tu gato hay dos cosas que tenemos que entender para poder educarlos fácilmente:

1.Tu gato no se porta mal a propósito

El comportamiento de tu gato es su reacción natural a lo que vive día a día. Si se sube a una repisa es porque a los gatos les gusta subir a lugares altos; si araña el mueble nuevo, es por que está en una zona de poder felino y le sirve para marcar territorio (no necesariamente afilarse las uñas). 

Si tu gatoi orina en un lugar es porque el arenero no está bien ubicado, que te levante a las 3 de la mañana a darle de comer porque a esa hora lo acostumbraste, en fin… todo tiene un motivo.

Conoce el motivo y será más fácil educarlo

por qué se porta mal mi gato
Tu gato no se porta mal a propósito. Foto: fotografierende en Pexels

2. Si tu gato ve que le conviene portarse bien, se portará bien

Es más fácil y eficiente ayudar a tu gato a ver lo bueno de portarse bien, premiándolo cuando lo haga, acariciándolo y felicitándolo, que castigarlo o regañarlo cuando haga una travesura.

Admitámoslo, ¿no somos todos así?

Dicho estos dos puntos podemos hablar de la educación en positivo. Acorde a Alejandro Godínez, veterinario de Pets Medical Center, la educación en positivo es aquella en la que se premia por lo bien hecho y no se regaña por lo mal hecho.

La educación en positivo permite que tus mascotas (no sólo los gatos) prefieran comportarse como nosotros queremos en lugar  ir en contra de nosotros; y no por castigos sino por premios. La educación en positivo no castiga.

Castigar o regañar a tu gato no resolverá los problemas, sólo hará que te tenga miedo y romperá la relación que tienen.

De hecho, si regañas a tu gato porque se porta mal, seguirá portándose mal pero cuando tu no lo veas, o en algún lugar escondido lejos del monstruo que regaña y grita cuando el gato está haciendo algo completamente natural para él.

no jueges con las manos y tu gato
No jueges con tu gato con las manos. Foto: Crina Doltu en Pexels

Cómo educar a un gato: ignóralo si se porta mal

Otro punto importante: ignorar a tu gato también funciona como proceso de enseñanza. Tu gato hará todo para obtener tu atención.

Por ejemplo: si se sube a una repisa y lo regañas, habrá obtenido tu atención y lo volverá a hacer cada que quiera que le hagas caso.

Ignóralo, sé un poco fría o frío. Bájalo de la repisa sin decirle nada, sólo bájalo y que no vea premiada su acción.

Mismo caso con el juego: están jugando y tu gato te muerde la mano... ¡se acabó el juego! Sin regaño, sin más palabras que un NO directo, levántate y vete.

Recuerda que la repetición será clave para que tu gato sepa lo que sí y lo que no, por lo que ten paciencia y sigue tus propias reglas. ¡Ah! Y dile a toda la familia que las siga también para no confundir a tu gato.

los gatos necesitan rutinas
Paciencia y rutina para que tu gato aprenda. Foto: eberhard grossgasteiger en Pexels
¿El agua es útil para educar a un gato? Averígualo en esta entrada
Lee también