Noticias :

Publicidad

Orejas de gato: tips para cuidar las orejitas de tu minino

tips para cuidar las orejas de tu gato advice

Nuestros gatos son muy cuidadosos con su higiene, pero a veces necesitan nuestra ayuda. 

© Shutterstock

Los oídos de tu gato no sólo sirven para escuchar a sus presas, son todo un sistema de comunicación y protección. Por eso hoy te damos unos tips para cuidarlos.

Por Jaime Hernández

Publicado el 06/08/20 10:21

Las orejas de nuestros gatos son parte de su personalidad, con ellas pueden decir muchas cosas a sus congéneres felinos, así como percibir sonidos procedentes de todo su entorno.

Por lo general, las orejas de los gatos son limpiadas… por los propios gatos, pero sólo en el exterior, por eso es importante que sus humanos estemos atentos a la integridad e higiene de la parte interior de los oídos de nuestros pequeños felinos.

Hoy te diremos como cuidar esas orejitas de gato, peludas y lindas.

oreja de gato
Revisa semanalmente las orejas de tu gato.©Shutterstock

Orejas de gato: tips para cuidar las orejitas de tu minino

El principal consejo para cuidar los oídos de tu felino, de hecho, es un consejo básico para casi cualquier cosa con tu felino, es este:

Acostúmbralo desde cachorro al manejo.

Manejo en general: tocarle los dientes, moverle las patitas, cepillado y, en este caso, acostúmbralo a que sus orejas son manipuladas y limpiadas.

Revisando las orejas

Semanalmente revisa sus orejitas, idealmente mientras tu pequeño esté tranquilo, tanto por dentro como por fuera.

Al terminar el chequeo ¡dale un premio!

Recuerda que una rutina ayudará a que tu gato se deje revisar más fácilmente.

limpieza orejas gato
Una gasa húmeda es nuestro alíado al limpiar esas orejitas.©Shutterstock

¿En qué te tienes que fijar?

  1. La parte interior de la oreja debe estar limpia, con una capita de pelo fina, en tono rosita clarito. Si se ve hinchada o con un color rojo tómale foto y mándasela a tu veterinario, pueden ser inicios de una infección (o lánzate al veterinario, tu elige)
  2. El oído interno, o la parte de adentro al fondo de la oreja de tu gato, tiene que estar también rosa pálido, quizá con algo de cerilla (o no), y no debe tener mal olor. Obviamente, no debe de tener parásitos.
Aprende a combatir los ácaros de las orejas de los gatos aquí

Limpiar las orejas del gato

Cada que notes que están sucias, puedes realizar una limpieza de orejitas. ¿Cada cuánto? Depende de la actividad de tu gato, y de su fisiología.

La Dra. Andrea Montero de Pets Medical Center, no recomienda hacer una limpieza tan seguida por que se lesiona la piel de las orejas felinas.

Depende de que tanto se ensucia tu felino, algunos gatos, sobre todo los que salen, tienen orejitas más sucias de polvo; otros tienen una tendencia a producir más cerilla.

Pasos para limpiar el oído externo

  1. Humedece una gasa de algodón en agua.
  2. Enróllatela en el dedo.
  3. Pásala con cuidado por el exterior del oído externo (la orejita en pocas palabras)
  4. Listo.
limpiar oido interno gato
Usa líquidos recomendados por tu veterinario para limpiar el oído interno. ©Shutterstock

Pasos para limpiar el oído interno

  1. Utiliza sólo un líquido limpiador autorizado por tu veterinario.
  2. Pon un poco en el oído interno y mueve suavemente.
  3. Limpia el exceso con una gasa húmeda.
  4. Listo.

Nunca introduzcas cotonetes, palitos limpiadores, la punta de alguna botella de medicamento, ni nada en el oído interno.

Si tu gato no se deja manipular y tiene las orejas muy sucias, acude a tu veterinario para que él realice la limpieza.

Señales de alarma durante el chequeo o limpieza de los oídos de tu gato

Si te preguntas ¿Cuándo tengo que preocuparme?

La respuesta es si ves algunos de estos signos:

  • Mal olor en las orejas.
  • Si tu gato se rasca mucho la oreja o las tiene muy sensibles al tacto.
  • Mucha cerilla en el oído.
  • Manchas oscuras, piel escamosa o espacios sin pelo.
chequeo higiene gato
Un gato acostumbrado a la limpieza, será un gato feliz. ©Shutterstock

 

Empieza HOY a acostumbrar a tu felino a sus revisiones de oído.